jueves, 31 de marzo de 2011

Combativo acto con Sabino Romero y Alexander Fernández


En la escuela de Antropología de la UCV.

Caracas, 26 de marzo.- La escuela de Antropología de la UCV fue el escenario de un foro este viernes con el cacique Sabino Romero y el cacique segundo Alexander Fernández, presos políticos yukpa recientemente excarcelados, luego de 17 meses encerrados en cárceles e instalaciones militares. Los dirigentes yukpa relataron las torturas y abusos a los derechos humanos sufridos a lo largo del montaje judicial del que han sido víctimas por defender los territorios ancestrales de su pueblo. Decenas de estudiantes, trabajadores y luchadores sociales reafirmaron su compromiso de acompañar la lucha que encabeza Sabino Romero por el derecho a la tierra y a la autodeterminación de los pueblos indígenas.

Torturas, criminalización y prisión

Alexander Fernández, cacique segundo de la comunidad de Kuse, relató a una indignada audiencia como fue torturado por agentes policiales encabezados por Víctor Vivas, para arrancarle una declaración en la que incriminara a Sabino Romero. Los policías le cubrieron la cabeza con una bolsa plástica y lo golpearon, en un interrogatorio salvaje que duró más de tres horas. Fernández explicó que le ofrecieron no enjuiciarlo si acusaba a Sabino, pero se negó a hacerlo ya que él y Sabino comparten la misma lucha por la tierra.

Exigió que el gobierno negocie con los ganaderos el pago de las bienhechurías para que avance la autodemarcación indígena.

El hijo mayor de Sabino Romero, quien lleva el mismo nombre que su padre, agradeció a las organizaciones solidarias que lucharon en las calles para sacar a los presos yukpa de la cárcel, pero añadió que "la lucha tiene que continuar, los luchadores nunca se cansan". Hizo notar que la demarcación de los territorios no ha avanzado y se encuentra estancada, por lo que llamó a pugnar por una mayor unidad de las comunidades y pueblos indígenas para luchar juntos por el respeto al derecho al territorio. Asimismo, denunció que los artículos 260 y 119 de la Constitución (referidos a la jurisdicción especial indígena y el derecho de los pueblos indígenas al territorio, respectivamente) y la Ley de pueblos indígenas no son respetadas por las propias autoridades. "Seguiremos luchando hasta la muerte", afirmó, y la audiencia respondió con un cerrado aplauso de apoyo.

La tercera exposición fue llevada a cabo por el abogado Leonel Galindo, quien forma parte del equipo legal que ha defendido a Sabino Romero y Alexander Fernández. Galindo contrastó las nuevas garantías legales y constitucionales que han conquistado los pueblos indígenas luego de la aprobación de la Constitución de 1999, con el flagrante irrespeto a esas garantías y derechos en el proceso judicial contra Romero y Fernández, enumerando las abundantes fallas procesales en las que han incurrido el Ministerio Público y las autoridades judiciales durante el proceso. El fiscal asignado a la causa, Américo Rodríguez, es el mismo que ha adelantado la criminalización de los indígenas que combatieron la construcción del tendido eléctrico en la Gran Sabana, así como otros casos de persecución a la resistencia indígena.

Explicó Galindo que el proceso de criminalización y persecución contra Sabino Romero y el profesor Lusbi Portillo comienza antes de octubre de 2009, y está vinculado directamente con el proceso de recuperación de tierras que llevaron a cabo comunidades yukpa en años recientes. Luego de que los yukpa emprenden la recuperación de haciendas ubicadas en su territorio, los ganaderos y latifundistas arremetieron contra los indígenas, desalojándolos violentamente en varias oportunidades y quemando sus casas. En uno de estos ataques resultó gravemente herido y posteriormente falleció José Manuel Romero, el padre de Sabino. Paralelamente se generaron matrices de opinión para favorecer los intereses ganaderos, calumniando a Sabino con acusaciones de "guerrillero", "ladrón de ganado" y "asesino". Ya en octubre de 2009 esta campaña contra Sabino era notoria y los ganaderos habían puesto un precio sobre su cabeza. Luego de que, hace pocos días, los yukpa obtuvieran el beneficio procesal de continuar el juicio en libertad, el periódico zuliano "La Verdad" publicó un brutal ataque contra Sabino en primera plana, afirmando que consume drogas. Galindo aseguró que se están tomando medidas legales contra el diario a raíz de esta agresión contra Sabino.

30 años de lucha por la tierra

Sabino Romero se presentó diciendo que lleva 30 años como cacique luchando por el derecho al territorio, y que en este tiempo ha estudiado los procesos de lucha por los territorios indígenas que se han librado en Bolivia, Colombia y Brasil. Desde la década de los 80, cuando conoció Lusbi Portillo, ya se le acusaba de ser guerrillero por su actividad en defensa de los derechos de los pueblos indígenas, tal y como continúa ocurriendo hoy. En 1993, tres yukpas fueron asesinados por pedir la demarcación territorial, y en 2007 mataron a su padre, José Manuel Romero, muerte que las autoridades encubrieron al atribuirla a otras causas. Por todo esto, es necesario que la Sierra de Perijá esté libre de ganaderos. Insistió en que se debe respetar la jurisdicción indígena y el derecho a la autodemarcación del territorio.

Sabino hizo mención de las pérdidas que ha sufrido la cultura yukpa. Lamentó la pérdida de la música y la danza yukpa, que ya no se practican, y explicó que la lengua de su pueblo se están perdiendo, por lo que es necesario que la educación sea bilingüe. Enfatizó que para su desarrollo como pueblo, los yukpa necesitan el territorio.

"¿Cuánto gastaron los capitalistas para condenar a Sabino? Muchos millones. ¡Ya los perdieron, aquí estoy!", dijo sonriente.

"La ministra Nicia Maldonado está como gabinete del Presidente, para que reconozca la ley indígena. No reconoce la ley, más bien me quería hundir, me traicionó y traicionó a los revolucionarios. Debe renunciar. Ministra está pendiente de plata, no se preocupa por los pueblos indígenas. Vamos a protestar para que renuncie... No queremos a Tareck El Aissami metiendo mano en las tierras yukpas. Él me metió preso, junto con Nicia", denunció el cacique, calificando como "montaje" el proceso judicial que se sigue en su contra. Rechazó la exigencia de que se pagara una fianza por su libertad condicionada: "Estoy fiado, como si estuvieran fiando pan".

Rechazó la explotación minera en territorio indígena, particularmente la explotación de carbón llevada a cabo por Corpozulia y las transnacionales, pues visitó el río Guasare y vio como se enfermaban los wayúus por la contaminación. Agregó que Corpozulia promueve la creación de consejos comunales indígenas en la región.

Sabino Romero también denunció las vejaciones y amenazas que sufrieron las mujeres de su familia al visitarlo mientras estuvo recluido en las instalaciones militares de Fuerte Macoa, en el estado Zulia, y las describió como violaciones a los derechos humanos. En la cárcel de Trujillo también hubo maltratos contra las mujeres.

Finalizó llamando al gobierno a pagar las bienhechurías a los ganaderos, para que concluya la autodemarcación y el reconocimiento oficial de los territorios indígenas.

Llamados a continuar la movilización

Al abrirse un compás para intervenciones de la audiencia, el experimentado profesor Esteban Emilio Mosonyi llamó a combatir y derrotar el decreto presidencial referido a la comisión de demarcación de tierras, por considerar que es un instrumento que posterga indefinidamente el proceso e irrespeta la autonomía de los pueblos indígenas. Criticó la entrega de recursos mineros a las transnacionales chinas y fue tajante al deslindarse de la política oficial: "No es este el socialismo, no es esta la revolución por la que yo luché".

Fresia Ipinza, de la organización AIPO, subrayó la existencia de poderosos intereses mineros en Perijá que obstaculizan el reconocimiento del territorio indígena por parte del Estado venezolano.

Simón Rodríguez Porras, de la Unidad Socialista de Izquierda, se refirió a la importancia de la denuncia permanente y la movilización para que se conquistara una victoria parcial con la excarcelación de Sabino Romero y Alexander Fernández, tal y como se logró también en el caso del dirigente obrero Rubén González; para conseguir la libertad plena Sabino y Alexander habría que redoblar la movilización, manteniendo plena autonomía respecto del gobierno y los partidos políticos, y es el propio Sabino quien debe encabezar esa convocatoria a la movilización.

Estudiantes y profesores de la escuela de Antropología manifestaron su solidaridad con la causa yukpa y reiteraron su disposición a continuar convocando actos de apoyo a la lucha por libertad plena para Sabino Romero y Alexander Fernández, y por el derecho al territorio del pueblo yukpa.

Por:
Laclase.info
http://laclase.info/nacionales/combativo-acto-con-sabino-romero-y-alexander-fernandez-en-la-escuela-de-antropologia-de-l

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada