miércoles, 6 de marzo de 2013

Revolución socialista extermina indígenas


¿QUIEN MATÓ AL CACIQUE SABINO?

A Sabino Romero lo mató la complicidad, la desidia, lo mató el poder Ejecutivo, el Legislativo y Judicial, lo mató un Estado visceral, lo mataron los ganaderos, las multinacionales de la minería por defender el territorio de sus ancestros, lo mató la izquierda reformista y la derecha, primero lo mataron políticamente, se le acuso de bandolero, antisocial, enemigo del Estado, de ganaderos y de mineros, por eso se le encarceló, se le sometió de manera cobarde a la persecución, a calabozos oscuros, intentos de asesinato primero en Fuerte Mara y después en la Cárcel de Trujillo; el estado aplaudía la cobardía del Corrupto-ministro de entonces Tareck el Aissami hoy Gobernador del Estado Aragua, a Sabino lo mató CORPOZULIA y funcionarios Gubernamentales, a Sabino Romero lo mató las FANB, lo mataron los funcionarios corruptos del Oficialismo y de la Oposición.

Quisieron siempre silenciar al bizarro Cacique Yukpa, lograron el objetivo, lo mataron cuando se dirigía a la comunidad del Tokuko a la elección del Cacique Mayor con su esposa Lucía quien también está gravemente herida.

El 03 de marzo de 2013, la Sierra de Perijá se llenó de indignación, de arrechera, la noticia corrió como pólvora, los funcionarios del gobierno se rasgaban las vestiduras, la Ministerio de Pueblos Indígenas, las diferentes policías, la FANB, el Ministerio Publico, el alto Gobierno los mismos que ayer lo perseguían, que atentan a diario contra la familia Romero, los mismos que lo llevaron a la cárcel, los asesinos vestidos de legalidad para delinquir, esos mismos son los primeros cómplices de la muerte del bravo Cacique, del heróico Cacique, del ejemplar Cacique, del irreductible Cacique.
El Bravo de los Bravos de la Sierra de Perijá ya estaba sentenciado a muerte, no le perdonaron su obstinada resistencia contra la explotación de su territorio a la minería multinacional, su indómita conducta contra los terratenientes asociados en FEDENAGA asociados a los tristes celebres altos funcionarios de CORPOZULIA, a Sabino Romero lo mataron los que ayer mataron a Guaicaipuro, Mara, Guaicamacuto, Tiuna, ... Los cobardes de ayer son los mismos de hoy, con la misma cruz, el mismo látigo, los mismos intereses económicos y políticos, el mismo Estado Colonial hoy entregado a los procesos recolonizadores.

Al compañero de ruta, de ejemplo a seguir, lo mataron aquellos cobardes que siempre han tratado engañar a su pueblo con un mendrugo de pan, los que piden votos con el mazo dando, los funcionarios del alto gobierno que se abrazaban al Cacique siempre llevaban el puñal listo para la estocada, la izquierda servil y permitida por el Pentágono y los centros del poder corrían a los Ministerios y a las Guarniciones y Cuerpos Policiales, otros a Miraflores a llevar las delaciones y sus bien pagadas traiciones, son los mismos que hoy en el alto gobierno predican con la izquierda y roban y saquean con la derecha a nuestros pueblos. Los mismos que joden a los Pemones, Barí, wayuus.
A Sabino Romero lo mató el estado y las instituciones, asociados al gran capital internacional y la gran burguesía nacional.
Señores (as) del poder constituido: quieren saber quienes lo mataron y verán que ustedes el Estado y sus Instituciones, y sus altos funcionarios son los autores materiales e intelectuales de este monstruoso crimen de estado.
¿Cuántos Sabinos Romeros tendrán que morir? ¿Cuantos campesinos? ¿Cuántos hombres y mujeres? ¿Cuántos luchadores sociales tendremos que morir por el sólo hecho de querer tener patria y soberanía? ¿Cuántos, cuántos, respondan cobardes? ¿Cuántos mercenarios institucionalizados están involucrados en más de 400 crímenes de dirigentes populares y revolucionarios asesinados y desaparecidos en manos ensangrentadas de un estado cómplice en estos 14 años? El socialismo del S. XXI se parece mucho al Pacto de Punto Fijo. Aquel decía: disparen primero y averigüen después, este: disparen y no se averigua. ¿Por qué no se investigan los crímenes desde 1958 hasta nuestros días, o es que se pretende criminalizar las luchas sociales y los hechos de este periodo: (1998) hasta nuestros días (2013)? Respondan.

Honor y Gloria al compañero caído y a todos los caídos por la tierra y por la vida, Honor y Gloria a los mártires, a los desheredados por la historia y caídos en combate por el sueño y la utopía de nuestros pueblos.
Viva el Cacique Sabino Romero.
Vivan los pueblos en resistencia.
Viva la patria y a la soberanía…
Los culpables a la cárcel.
No más impunidad.
Mérida, 4 de Marzo de 2013
Por: Aldo Mora Morán

1 comentarios:

Aquarius dijo...

Con su permiso, hermanos, transmito estos hechos.
http://humanosenelcosmos.wordpress.com/2013/04/17/sudamerica-todavia-sangra-la-sangre-olvidada-de-los-pueblos-indigenas/

Están sangrando a la gente en todas partes del planeta, vosotros aún tenéis vivo el espíritu de la Lucha... Nosotros, no, desgraciadamente, cuesta mucho que el personal se mueva y derroque a sus gobiernos corruptos.
No creo en las armas, no me gustan las guerras, pero lo que no me gusta es la actual situación en este Planeta, en nuestra Madre Tierra. Luchamos con distintas armas, espero que al final ambas confluyan sólo en dos palabras ARMONÍA y PAZ

Publicar un comentario en la entrada