miércoles, 20 de mayo de 2009

¿Que planes están detrás de la construcción de la carretera Bocono-La Marqueseña?

Ruptura Occidente
Propaga, Agita y Organiza.

Laura Pérez Carmona


Los planes de las corporaciones transnacionales que se dedican a la búsqueda y explotación de fuentes energéticas, requieren necesariamente de la construcción de una infraestructura que les permita la realización de los mismos.


Muchas de estas transnacionales, han estado presentes desde hace tiempo en el Estado Trujillo; pero hoy han adquirido un nuevo impulso y se dedican a la explotación petrolera en Tomoporo, Barua y Motatan, al trafico y embarque de carbón colombiano y tachirense por el Puerto de la Ceiba y próximamente se procederá a la explotación de gas en el Parque Guaramacal de Bocono.
Si hacemos un poco de historia en esta materia, la compañía Shell de Venezuela estudio geológicamente los alrededores de Escuque y en el lugar de Boquerón, instalo ciertos equipos que suponía una explotación petrolera. También ha sido encontrada una sustancia denominada Colombio, ligada a los hidrocarburos y cuyos lugares de origen están orientados hacia la cuenca del Lago de Maracaibo.


La compañía Exxon Móvil, exploro las áreas circundantes de Puerto de la Ceiba en tiempos del programa de Apertura Petrolera, el cual saco en oferta al bloque de la Ceiba y hoy están en explotación, a través de nuevos convencimientos con el actual gobierno los campos petroleros de Tomoporo, Barua y Motatan.


Ahora le toca a una transnacional del gas; La Repsol YPF de capitales norteamericanos y españoles, poner en la práctica el Plan Barrancas, concesión que fue entregada por el gobierno actual, para la extracción de gas por 35 años. El área que corresponde el plan Barrancas, la constituyen los Estados Barinas, Portuguesa y Trujillo, ya han sido explotados los pozos de Barrancas, La Yuca y Sipororo; y la fase que se avecina es la correspondiente a Guaramacal y Guaramacal Sur (Cerro Azul)
Estos panes como señalábamos ant

eriormente necesitan de la construcción de una carretera, que comunique al Llano con los Andes y se trata de la carretera Bocono-La Marqueseña en dirección sur- esta pasando en su punto mas alto a 3100 metros. También esta proyectada una represa hidroeléctrica en la cuenca conformada por los ríos Bocono, Guanare, Tucupido, La Yuca y Masparro que se ubicara en Obispos- en Barinas.


Leyendo la serie de entrevista publicadas por el presente Diario de los Andes, con motivo de consultar a los expertos y al Alcalde de Bocono sobre la posible separación de Bocono del contexto del Estado, por la construcción de la vía Bocono La Marqueseña, la mayoría de ellos estuvieron de acuerdo con la construcción de la carretera considerándola positiva, que conducirá al progreso y al desarrollo, solo un entrevistado hablo de los riesgos por ser una zona afectada por la falla de Bocono.


La concesión de este proyecto afectara el equilibrio ecológico del Guaramacal y de los demás territorios incluidos en el Plan Barrancas.


De producirse la explotación de gas se arruinara las tierras, los bosques y los paramos de Guaramacal y de los otros territorios incluidos en este plan. Desde 1980 se sabia de la existencia del gas en esta zona. Las gestiones oficiales se han venido adelantando para posibilitar la explotación pronta del gas, primero decretando los bosques y paramos del Guaramacal como Parque Nacional, aislando jurídicamente a los campesinos que han habitado y cuidado estos territorios, desde hace mucho tiempo.


Este plan mal llamado de desarrollo, representa ventajas para los explotadores y no así para los habitantes y territorios dentro del área de explotación. Solo se habla de nuevos empleos a riesgo de todo. La explotación es la amenaza mas grave para la integridad biológica de la zona.
El gas es un combustible contaminante, causa daños y riesgos similares o peores que el petróleo. La perforación de los yacimientos de gas, es incluso más peligrosa que la del petróleo, aunada a las características tectonicas de la zona; por otra parte el transporte y la utilización del gas no están exentos de riesgos para la salud y el ambiente.


Es increíble pensar que un gobierno que se dice revolucionario, pueda comprometerse en la realización de estos planes dañinos, que también significan la entrega de nuestras reservas a los designios del Imperio, entregando también nuestra soberanía.


No solo Trujillo, sino el país entero esta viviendo la furia atropelladora del Imperio para apoderarse de nuestras riquezas. Se esta transitando por la etapa de reconquista de nuestras reservas mineras, por parte de los países dominantes de siempre y otros que despuntan como imperio en el ámbito mundial, es el caso de China.


Lamentamos el paso de un Trujillo de economía agrícola a un Trujillo minero; pues esta clocado como el cuarto estado petrolero del país, por las reservas petroleras comprobadas en Tomoporo ,Barua y Motatan, a la cual se le suma la explotación del gas.


No nos oponemos a un desarrollo humano, sustentable y alternativo, nos oponemos a la destrucción de la naturaleza y el hombre.


Bocono – La Ciudad Jardín – debe cobrar conciencia de estos planes que llevan adelante y organizar la resistencia por la defensa de sus territorios y su gente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada