viernes, 12 de noviembre de 2010

PABLO HERNANDEZ: QUE ME DIGAN COMO CON EL SUELDO DE UN MILITAR SE VIVE EN LA LAGUNITA

Llama “prontuario” para lo que otros es “currículum vitae”. Y ha sido activista político toda la vida. Desde 1963, durante ese proceso que se llamó “lucha armada”, hasta 1983, era un “residente” fijo de las cárceles venezolanas, o sea, un preso de los gobiernos cuartarrepublicanos, comenzando por el de Rómulo Betancourt y terminando con el de Jaime Lusinchi. “También tengo el ‘honor’ de haber sido perseguido en Anzoátegui por el Presidente, cuando Hugo Chávez era teniente antiguerrillero, según su diario de combate en 1975 -76, eso es lo que él afirma en su bitácora, y sí, él estaba por esos lados…”. Ex mirista convertido en comunista, Pablo Hernández Parra nació en Maracay, estado Aragua, “soy de la primera promoción del colegio José Luis Ramos y estudié ingeniería en la UCV, carrera que no concluí, hasta que pasó eso que se llamó “proceso revolucionario”. Después incursionó en el comercio, “porque en Venezuela para uno hacer política autónoma, debe tener independencia económica, de lo contrario, imposible hacer política porque se verá limitado a hacer las cosas para que alguien le pague”. Hoy trabaja con la Universidad Yacambú, en el Centro de Formación Ideológica, “donde investigamos temas políticos, económicos, petroleros y últimamente estamos dedicados a la impunidad policial”. Su más reciente libro, Impunidad Policial en Venezuela 2000-2009, está basado en cifras oficiales y hechos públicos notorios, y declaraciones de los funcionarios policiales. “Es un libro colectivo, si se quiere, de las víctimas de Barinas, Falcón, Yaracuy…”

Lavinia González
lavigonzal@yahoo.com

–En qué se basa para afirmar que el estado Lara se ha convertido en el rey de la impunidad en Venezuela.
–Porque los policías y los guardias nacionales que cometen delitos en el estado Lara no son juzgados. Eso es normal en el país en general, pero hay una característica muy singular en Lara: según investigaciones realizadas, en el período de Reyes Reyes, que acaba de ser electo diputado, se vivió en el estado un reinado de terror propiciado por la policía regional. En 8 ocho años, el Comité de Víctimas contra la Impunidad –del cual formo parte y es la base en la cual se hizo la investigación-, procesó más de 400 crímenes, entre delincuencia y ajusticiamiento policial. Luego, la propia Fiscalía del estado presentó un informe dando a conocer que en 60% de los casos de ajusticiamientos aparece la persona fallecida, pero no el funcionario, es decir, jamás se supo quién fue el causante de esas muertes. En ese entonces, la policía regional era dirigida por Jesús Arnaldo Rodríguez Figuera, que llegó siendo coronel y fue ascendido a general con condecoración y todo. Bueno, a él se le hicieron 3 investigaciones ordenadas por la propia Presidencia de la República, y en todas se le comprobó cualquier cantidad de delitos (sin incluir los ajusticiamientos). Ignoro dónde se encuentra actualmente, tal vez sigue con sus cosas… Lo que si sé es que la mayoría de los funcionarios policiales implicados en esos delitos está libre y que los pocos detenidos hacen vida en su comando. Sé de casos de fiscales que se han encontrado en la calle con funcionarios que supuestamente debían estar presos.
–Tal vez en las cárceles, abarrotadas como están, no cabe un preso más, de ahí que los funcionarios mala conducta anden libres como el viento.
–Es cierto que el número de cárceles es insuficiente, pero por esa vía vamos a llegar a una situación en la cual los que vamos a tener que ir presos somos nosotros, pero para estar más seguros (risas).
… Éste fue un Informe de Inteligencia del TSJ. Dice así: “Un reporte confidencial ordenado por el Tribunal Supremo de Justicia revela una amplia red de jueces que favorecieron a personas acusadas de delitos que van desde narcotráfico hasta asesinatos, presuntamente tras recibir pagos ilegales. El informe, una copia del cual fue obtenido en exclusiva por ImpactoCNA, fue ordenado por la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM) del TSJ, tras recibir numerosas denuncias y evidencias de que jueces de los estados Lara y Carabobo estaban actuando de forma ‘complaciente’ otorgando medidas de libertad y de casa por cárcel a peligrosos narcotraficantes. El informe, inédito hasta ahora, cubre una indagación realizada entre los años 2000 y 2005, por la Dirección General de Seguridad del TSJ, a cargo de un oficial de inteligencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y revela nombres y apellidos de jueces cuya actuación fue cuestionada y sometida a investigaciones disciplinarias”. Esto ratifica por qué el estado Lara se ha convertido en un sitio emblemático en Venezuela.
–Hoy se habla de expropiación de la libertad de expresión, ¿no teme por su vida al hacer este tipo de denuncias en su libro o por formar parte del Comité de Víctimas contra la Impunidad?
–El miedo está presente en cada persona, pero si la gente honesta de este país –incluyo a los periodistas-no hace denuncias y no se efectúan las debidas investigaciones, está clarísimo que el crimen nos va a arropar con mucha mayor rapidez. Nos hemos convertido en una sociedad cómplice, donde la gente no denuncia por temor. En una Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Ciudadana 2009 (ENVPSC-2009), que hizo el Gobierno, tal vez el trabajo más serio que se ha hecho, gubernamentalmente hablando, hay una característica bien importante, pues se determina que en 90% de los casos, las víctimas no denuncian primero porque la Fiscalía o la policía no van a tomar las medidas necesarias; segundo porque temen a la policía; tercero por miedo a los agresores y en cuarto lugar porque se considera que hay complicidad policial en el delito realizado.
–Quiere decir que estamos ante un Estado paralelo.
–Sí, estamos ante un estado emergente donde se ha conformado un aparato de violencia paralelo que goza de total impunidad. Me pregunto y le pregunto a todos los sectores del país: “¿Si nos vamos a dejar someter por el miedo, qué quedará para nuestros hijos? ¿Qué va a quedar para las generaciones futuras?”. Es lamentable que en una sociedad como la nuestra, la inseguridad se convierta en el primer problema; es triste ver cómo la gente se refugia más en sus casas y los centros comerciales, cómo aumenta la vigilancia en las urbanizaciones. Es como si estuviéramos presos.
–En Lara, con Henry Falcón como gobernador, la realidad debe ser otra. ¿O sigue igual?
–El intentó revertir esa realidad, de verdad que sí. Hizo un purgamiento, una limpieza en la policía. Investigó que de 5 mil efectivos, unos 500 eran delincuentes y se logró determinar que 149 de ellos tenían delitos y que podían ser pasados a tribunales. En la primera expulsión salieron 49 policías, pero no se sabe si pasaron a tribunales o sólo fueron suspendidos. Justo cuando se iba a proceder a expulsar a otros funcionarios para someterlos a juicio, salió la Ley de Policía Nacional, que dictamina que ningún policía puede ser expulsado sin la aprobación del Ministerio de Relaciones Interiores, pero qué casualidad, en el Consejo Nacional de Policías figuran Luis Reyes Reyes y Freddy Bernal, ambos determinaron que no se puede expulsar a ningún policía que esté incurso en delito.
–Esa determinación podría confundirse con complicidad.
–Es complicidad, que es en lo que nosotros tanto insistimos. El Estado venezolano ha venido desarrollando una política de impunidad y tiene como soporte fundamental la impunidad policial. No es posible que un ministro de Relaciones Interiores diga que 1 de cada 5 policías comete delitos graves, como secuestro y homicidios, y que una fiscal lo reconozca. No es posible que ellos sepan que 40% de los policías son los que cometen delitos, ¡y todavía no tomen medidas serías!
–El Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana (CPNB) nos brindará seguridad, es una suerte de luz al final del túnel.
–Si un organismo en Venezuela conoce el funcionamiento de la policía, es la Red de Apoyo, cuyos miembros parten de la teoría de que dándole clases de derechos humanos a los policías, se puede mejorar la función policial, de tal manera que el problema de la inseguridad se resuelve con más policías, con cursos de derechos humanos, etc. En el país se ha triplicado el número de cuerpos policiales, se ha incrementado el número de cursos, sin embargo, lo que ha generado es la violación de derechos humanos. No me equivoco si afirmo que la Policía Nacional sólo sirve para crear ilusiones e incrementar el aparato de violencia.
–Entonces es mentira que va a combatir la delincuencia.
–En la Encuesta Nacional de Victimización se le preguntó a la gente si creía que la policía cumplía o garantizaba la seguridad y 35% de las personas calificó la actuación policial de mala o muy mala y opinó que la policía está corrompida y que por tanto no podía garantizar seguridad. La gente de los barrios está consciente de lo que significa la alianza entre policías y delincuencia. El padre Alejandro Moreno, que vive en el barrio San Isidro, publicó un libro basado en serias investigaciones que se llama Y salimos a matar, en el cual pone al descubierto las relaciones y complicidades entre policías y ladrones. No hay un día de la semana en la que no aparezca un funcionario policial (de cualquier cuerpo) implicado en una fechoría.
–¿Cuáles son los motivos por los cuales esos policías actúan delictivamente?
–Repito lo que dijo Gonzalo Barrios en una oportunidad: “¿Por qué la gente roba? Si no voy a ir preso por cometer un delito, tengo garantías”. Esa es, precisamente, la lógica del capital. Investigaciones demuestran que altos funcionarios policiales tienen bandas delictivas, entonces, si estamos frente a un gobierno que reconoce esto y no está haciendo nada al respecto, qué se concluye, pues que al Gobierno o al Estado venezolano le conviene la impunidad porque es la mejor forma de control social. ¿Quién sale de noche en Venezuela? ¿Quién visita el centro de Caracas después de las 6 de la tarde? Nadie. La gente está sometida a su casa y a los centros comerciales, pero ya estos últimos dejaron de ser seguros, pues allí también se están cometiendo delitos.
–¿Comparte la opinión de que después del petróleo, la tercera industria es la del crimen organizado?
–El hecho de la existencia de paraísos fiscales, demuestran que la industria del crimen, no sólo sicariato u homicidio, sino también la corrupción, es superior a cualquier otra industria; hay dos crímenes mayores: evasión fiscal y robo al tesoro público, claro, son los conocidos como delitos de cuello blanco, pero esa industria del crimen, donde “los de arriba y los de abajo” se unen en un propósito común que es precisamente vivir del delito, ha fomentado que un policía, un guardia o cualquier funcionario público, si no va a tener castigo por lo que hace, se rebusca con su salario. Entonces, la investigación es elemental. Explícame cómo un coronel o general del Ejército vive en La Lagunita con el sueldo que gana. El yerno de Rafael Caldera era comandante del Ejército cuando adquirió unas riquezas enormes, y cuando le preguntaron acerca del origen, sólo atinó a responder “es que las vacas paren” (risas). Sin ir más lejos, el hermano de Jesse Chacón, un ilustre desconocido del 23 de Enero, de pronto es dueño de caballos, su historia es harto conocida. Desde que los españoles llegaron a Venezuela, este país es para saquearlo, llegar al Gobierno es para saquearlo…
–Las declaraciones de Walid Makled han levantado ronchas…
–Hace 3 o 4 años se presentó un caso en Pequiven, un negocio turbio que hizo Saúl Ameliach con unas importaciones de urea, que fue denunciado por gente de la empresa. Escribí varios artículos que fueron publicados en Las Verdades de Miguel, y uno de los individuos a quien acusé, me amenazó con meterme preso porque denigraba de él. Hasta la DIM me llamó para entrevistarme, pues mantenía que mi acusación era grave y podría traerme serias consecuencias. Respondí que lo escrito era lo que decían las publicaciones y documentos internos del Gobierno. En uno de esos libros aparecía Makled porque Ameliach tenía negocios con la ensambladora Makled, quien lo denuncia en Colombia. Para mi sorpresa, a Saúl Ameliach lo nombraron nuevamente presidente de Pequiven… Al enterarnos de que le había dado un cupo de 900 y tantas mil toneladas de urea, denunciamos en aquel momento que la urea estaba siendo trasladada a Colombia para procesar cocaína. En ese entonces, la DIM me prometió que iba a hacer una investigación exhaustiva de las denuncias hechas, pero nada de eso ocurrió. Si aquí hubiese un poquito de seriedad o si hubiera deseo de hacer bien las cosas, sólo con los nombres que Makled menciona ya es hora de que se estuviera investigando…

“Dos días antes del 27F,
Venezuela vivía en paz”

–¿Las tres “I” –inseguridad, injusticia e impunidad- han convertido a Venezuela en una bomba de tiempo?
–Ya el país es una bomba de tiempo. Y toda esta política de expropiaciones y provocaciones por parte del Gobierno funcionan como un botón para activarla. Si llegara a haber un levantamiento como el del 27 de febrero de 1989, habrá represión y se gobernará por decreto.
–La oposición, estando en la Asamblea Nacional, no va a permitir que haya crisis de gobernabilidad.
–Bah, la oposición es ciega, cree que Chávez hace lo que hace porque tiene poder. No, Chávez hace lo que hace porque tiene detrás de él a todas las compañías petroleras y a la banca internacional. Un gobierno que endeudó al país con más de 100 mil millones de dólares, que entregó el petróleo al capital extranjero, goza del apoyo del capital extranjero. Esos factores de poder saben que el resultado electoral del 26S fue clarito: el caudillo que en el año 2000 gozaba del 70% de popularidad, perdió el apoyo. En otras palabras, estamos llegando a la situación del ’89. Hay una crisis de gobernabilidad, pues la gente ya no cree en el Gobierno, lo que preocupa a los factores de poder. A ellos no les importa si la gente se está matando, tampoco le interesa la oposición. A los capitales petrolero y bancario sólo les importa dos cosas: el petróleo del país y que Venezuela pague la deuda. Más nada.
Si el Gobierno empieza a crear una crisis de gobernabilidad, entonces hay que pensar en sacar al causante de esa crisis, igual como se hizo con Carlos Andrés. Al capital le puedes tocar lo que quieras, te puedes meter con la Iglesia, el Evangelio o el catecismo, pero jamás con los reales, y lo peor que le puede pasar a un país es que una crisis de gobernabilidad se convierta en huelgas generales, en paros escalonados, que es lo que está pasando ahorita.
–En otras palabras, el Gobierno se está jugando a Rosalinda.
–Exactamente. Por eso la existencia del ejército paralelo y la desestabilización del país. Esta campaña tiene un norte. ¿Crees que con las expropiaciones, se está atacando realmente al capital privado? No, se está atacando a los obreros. Con el cuento de que la expropiación es socialista, el Gobierno engaña descaradamente. Por fortuna, ese cuento no ha sido digerido completamente por los venezolanos, que intuyen que es falso. Capitalismo de Estado no es socialismo y expropiación no es sinónimo de socialismo, es decir, pasar de un patrón privado a uno público es decirte asalariadas. Todas las empresas que están estatizadas, siguen siendo manejadas por gerentes, no por obreros, de tal manera que toda esta política es una especie de estrategia de aproximación indirecta. O sea, yo digo que estoy atacando a la burguesía, pero lo que estoy es metiéndome con los obreros. Cuando criminalizo la protesta social, le estoy echándole leña al fuego para ver si la gente sale a protestar y yo pueda entonces pasar a la otra parte…
–¿Cree que habrá un levantamiento popular tomando en cuenta la horrible experiencia vivida en 1989?
–No puedo predecirlo porque 2 días antes del 27 de febrero, Venezuela vivía en paz… Recién acaba de ocurrir en el estado Lara algo sintomático. Hace una semana, en un barrio, violaron a una muchacha. La gente llamó a la policía y en vista de que ésta no hizo acto de presencia, al amanecer decidió quemar la casa de los violadores. Aquí ya nadie puede decir “mañana hay una solución”… La miseria y la pobreza están aumentando porque, quién puede vivir con un salario de millón y medio de bolívares que no es real, pues se lo devoró la inflación. .
–El Gobierno ha dicho que cumplió con las metas del milenio y que en Venezuela se ha reducido la pobreza.
–¡Hasta los organismos internacionales, como la ONU, se prestan para respaldar este tipo de campañitas! Resulta que en sociología, hasta ahora, es un principio que la causa fundamental de la violencia social y la delincuencia son las desigualdades sociales, entre ellas la miseria y la pobreza. Venezuela es el único país del mundo donde ha descendido la pobreza, ha mejorado las condiciones de vida de los habitantes y ha aumentado la delincuencia…
–¿Es de los que cree que el modelo de Chávez está agotado?
–El modelo de Chávez ya cumplió su misión histórica. Hay dos cosas que la gente aún no termina de percibir: la primera es la privatización de Pdvsa; cuando se hacen empresas mixtas con el capital internacional y se le reconoce la propiedad del yacimiento hasta 49% –le puede reconocer hasta 100% en el caso del gas-, el capital extranjero logra lo que buscaba: tener la propiedad del yacimiento, constitucionalmente es el propietario. La segunda es la deuda venezolana. El reporte económico reveló que la deuda interna subió a 70 mil millones de dólares y entre ésta y la externa, pasa de 100 mil millones, esto significa que Venezuela ha sido entregada al capital extranjero.
Cuando hacemos un pacto con China, país al que tenemos que mandar 200 mil barriles de petróleo diarios este año, 250 mil en 2011 y 300 mil durante los 10 siguientes años, estamos hablando de que tenemos comprometida la producción petrolera venezolana en más de 800 mil barriles diarios, que ya no los pagaron y tenemos que producir. Entonces, desde ese punto de vista, Chávez cumplió con su misión histórica. Por eso, el capital internacional se puede dar el lujo de prescindir de él.
–El Presidente no es gafo, debe tener un as bajo la manga para sacarlo en el momento oportuno.
–Cierto, Chávez no es tonto –los adecos tampoco lo fueron-. Él va pelear su estabilidad, su estadía en el poder. Y creo que es éste el jueguito en el que estamos inmersos, donde si el bipartidismo –que se mantuvo durante 40 años- funciona a partir de enero, perfecto, pero si ese bipartidismo no garantiza gobernabilidad y la gente empieza a alebrestarse, podría presentarse una situación como la de Bolivia o la misma Argentina y Ecuador, entonces pueden estar seguros de que ya el relevo lo tienen puesto por factores de poder en Venezuela.

“Los 12 diputados que le faltan
al Gobierno ya están comprados”

–¿El 5 de enero, Venezuela amanecerá diferente porque existe una nueva Asamblea Nacional?
–No creo que el país cambie en algo el 5 de enero. Ese día llegarán al parlamento los tipos que van a cobrar su sueldo quince y último, los que van a guardar el cheque en blanco firmado por el oficialismo. Ellos, los diputados, sólo van a repartirse la renta petrolera. Si algo debemos tener claro en el país es que cuando el amo de Venezuela maneja a los dos títeres, tiene el control de la situación. Cuál es el proyecto político de la oposición. Qué dicen de las empresas mixtas y del endeudamiento. Qué opinan de la inseguridad. Una ley desarme para qué. ¡Por favor, con eso lo que están es apoyando la inseguridad! El asunto es que la oposición carece de proyecto político, perdón, corrijo, tiene uno: cómo llegar al poder y repartirse las rentas, porque en Venezuela la lucha política de los factores de poder giran en torno a cómo se reparte la deuda. O la reparte el dictador, tipo Gómez, o la reparte a través de los partidos políticos, que es la famosa discusión del presupuesto.
–No puede juzgar a justos por pecadores, en ese grupo de diputados opositores hay gente nueva que está súper interesada en trabajar por el país, por los venezolanos.
–¿Crees que aquí los políticos trabajan por el bienestar del país? (jajajajajajajajaja). Te voy a preguntar como el tipo en el cuento del diablo: “¿Cuántos años tienes tú?” (risas). ¡Cómo que no conoces la historia de este país desde Páez! Cuál gobierno y cuál oposición no le han prometido al pueblo lo mismo.
–Pero los que votaron y hasta los ni-ni tienen sus esperanzas puestas en los nuevos asambleístas.
–¿Esperanzas de qué? Si el Gobierno tiene el control económico de la situación, qué cambios pueden introducir los factores de oposición. Ya verás, lo que viene es una gran negociación, pienso que los 12 diputados que le faltan al Gobierno para completar la mayoría, o sea, llegar a los 110, ya están comprados. Y si la negociación no se ha hecho todavía, pero está en el tablero, las ofertas deben estar por encima de los 12 que faltan.

Homicidios e impunidad en cifras

* Desde 1989 hasta 1999, los homicidios crecieron en 233% y desde 1999 a 2009, se incrementaron en 273%, oficialmente se reconoció que en 2009 no fueron 16 mil los asesinatos, sino 19 mil, o sea, 323%. Sin embargo, y es lo más grave, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Ciudadana que hizo el MIJ, reconoció que ese año no hubo 19 mil muertos, sino 21.132. Esto significa que en 10 años la pobreza bajó en 50% y los homicidios subieron 360%, incluyendo la impunidad. Qué explicación va a dar el Gobierno que no sea la manipulación mediática y estadística –o aberración- que hace Elías Eljuri en el INE. La tasa oficial con la que trabajé en ese informe dice que en 2009 la cifra de homicidios era de 52 sobre 100 mil, pero resulta que según la Encuesta Nacional de Victimización la tasa de homicidios está en Venezuela en el 75 sobre 100, es la primera en el mundo, por encima de Honduras, el doble de la de Colombia y cuatro veces la de México. El Gobierno no puede hablar de cifras manipuladas o inventadas por el imperio, la oposición o Las Verdades de Miguel porque el que dirige esa encuesta es Elías Jaua, vicepresidente de la República, se encarga de hacerla el Instituto Nacional de Estadísticas junto con el Ministerio de Relaciones Interiores.
* De 2000 a 2007: hubo ejecuciones extrajudiciales, 7.243 homicidios por parte de la policía que involucró a 6.885 funcionarios; sólo 412 fueron detenidos, menos del 1% sentenciado.
* En 2007 hubo 33.259 violaciones a los derechos humanos, sin incluir las ejecuciones u homicidios, lo que dio un promedio de 12 violaciones diarias que implicaban a 29.266 funcionarios, según la propia Fiscalía. Sólo 32 fueron detenidos y ninguno sentenciado.
* De 2008 hasta el primer trimestre de 2009, las violaciones a los derechos humanos se duplicaron: pasaron a 24 diarias; el número se incrementó en el momento en que se estudiaba la Ley de Policía Nacional, cuando se convocaba a las organizaciones de derechos humanos y se insistía en los cursos de preparación y selección.
Por eso cuando digo que estamos en un Estado que fomenta la impunidad, lo afirmo con pruebas, no es invento, es una realidad que estamos viviendo a diario. En Venezuela hay una Constitución, unas leyes y otro Estado con instituciones que no son legales, pero que cumplen su papel, y dentro de ese Estado paralelo está un cuerpo de violencia, algo que es grave.

PING PONG

–¿Actúa como profeta que cree saber qué es lo que quiere el país y hacia dónde debe ir?
–Sólo soy un ciudadano preocupado por el futuro de Venezuela.
–¿Las telenovelas son escuelas para el delito?
–No, son escuelas para la idiotización.
–¿El Frankenstein de la crisis judicial?
–No es uno, sino varios.
–¿Un justiciero de ficción?
–Robin Hood.
–A Chávez lo llamaron el Robin Hood latinoamericano.
–Él no roba a los pobres venezolanos para darle de comer a los pobres latinoamericanos, sino a la burguesía de otros países.
–¿Un héroe de carne y hueso?
–Jesús Márquez Finol, “el motilón”.
–Quiénes siguen siendo invisibles.
–Los factores de poder.
–¿El Presidente es la reencarnación de qué?
–De Atila.
–¿Y la oposición?
–Es la mejor y gran cómplice de Hugo Chávez.
–¿El capitalismo está muerto o agonizante?
–Está más vivo que nunca.
–¿Se siente más cerca del Infierno o del Cielo?
–Según la Iglesia, debo tener un pie en el infierno.
–¿Su pecado capital?
–Creer.
–¿Dónde está la verdadera justicia social?
–En el pueblo trabajador
–¿En 2002 hubo golpe de Estado o vacío de poder?
–Hubo una aplicación de la doctrina de choque.
–¿La oposición más temprano que tarde se pegará a la teta de la revolución?
–¡Es que nunca se ha despegado!
–No habrá paz política en Venezuela mientras Pdvsa no sea genuina y plenamente nacionalizada.
–Habrá paz política cuando pase a manos del trabajador, pero eso requiere un cambio en el Estado venezolano.
–¿Lo que menos gracia le hace del panorama nacional?
–La falsa que está montada en el país con la promesa de 2012.
–¿Qué le espera a Venezuela de aquí a 10 años?
–Si no hay una revolución verdadera, la situación venezolana será similar a la de los países africanos.
–Domingo Alberto Rangel habló de hambruna en 20 años.
–¿Y qué es lo que estamos viviendo? ¿En Venezuela, quién come completo? ¿Cómo se vive con 1.500 bolívares?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada