domingo, 28 de febrero de 2010

INNOVAR ESTRATEGIAS DE LUCHA EN LOS SINDICATOS

Sindicatos a innovar estrategias de lucha PDF Imprimir E-Mail

domingo, 28 de febrero de 2010


Dirigentes regionales y nacionales asistieron al II Encuentro por la Unidad de la Clase Trabajadora para debatir acerca de cómo encarar las prácticas antisindicales y demás acciones gubernamentales.

Image
Los asistentes plantearon el rescate de las empresas básicas y la búsqueda de un plan de desarrollo sustentable
Las violaciones de las contrataciones colectivas, la criminalización de la protesta y la politización de los gremios fueron los temas abordados en el “II Encuentro Nacional Por la Unidad de la Clase Trabajadora”, que finalizó dejando en el aire la necesidad de que los sindicatos se adapten a las realidades que vive el país, lo que implica nuevas estrategias de lucha que enfrenten el miedo.

“No podemos usar arcos y flechas contra un gobierno que dejó de usar arcos y flechas”, dijo Pablo Hernández, de la página web de investigación www.soberania.org, en medio de las múltiples reflexiones en torno al movimiento sindical venezolano, que en los últimos años se ha visto sumido en un letargo.

La Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) en el documento Democracia y Derechos Humanos en Venezuela señala ejercicio sindical está afectado “por el grado de polarización política y la falta de concertación social entre las organizaciones sindicales, las organizaciones de empleadores y el Gobierno”.

Aunque la participación de la dirigencia al encuentro no fue muy nutrida, la representación que acudió habló sin tapujos, exponiendo asuntos desde lo más básico hasta los más complejos como la violencia sindical y el asesinato de dirigentes gremiales en extrañas circunstancias.

Pluralidad
José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, manifestó “aquí estamos debatiendo sin agresiones, las ideas se combaten con más ideas no con balas ni con golpes”.

El análisis de los dirigentes, entre los cuales figuraban José Luis Morocoima, secretario general de Sutralúmina Bolívar; Emilio Campos, secretario general de Sutracarbonorca; José Bodas, secretario general de la Futpv; Elvin Guerra, secretario de trabajo y reclamo del sindicato de Ipostel; Juan Gómez, secretario general de Sunep-CVG y Víctor Moreno, presidente de Fetrabolívar; por mencionar algunos, estuvo orientado a la reestructuración del movimiento y la búsqueda de la unidad.

Por su parte Eleuterio Benítez, dirigente de la Fundación para el Trabajo (Fundatrabajo) basó su exposición a la reorientación del papel de los sindicatos y la preparación de estos en escenarios nunca antes vividos.

“Tenemos que hacer un esfuerzo por formar a una dirigencia sindical en estas realidades, algunos dirán que hay miedo porque el gobierno tiene las armas, pero las armas no siempre son poder, muchas veces las armas se convierten en un boomerang contra quien las emplea”, manifestó.

Innovar la lucha
En esa misma línea, Daniel García, director laboral principal de Carbonorca y electo secretario general de Supco, señaló que “este es -la revolución- un plan generalizado de un proyecto político y no podemos luchar aisladamente, tenemos que conseguir una unidad de acción para tener éxito en el tiempo. Nos cercenan los derechos, pero debemos de innovar, revisar qué otros mecanismos hay apegados a la ley para tener éxito, que reconozcan nuestros derechos”.

Jesús Conde, trabajador de Bauxilum, coincidió en la necesidad de que los gremios se reestructuren para retomar la función para la que fueron creados. “Los sindicatos están rezagados en su visión y misión, y deben adaptarse a las nuevas circunstancias”.

Más allá de la compleja tarea de reordenar a la dirigencia, limpiarla de vicios e impulsarla para el cumplimiento de la defensa de los derechos laborales Rosa Pérez, (rosapefo@gmail.com) de la escuela de formación obrera ( EFO ) en Maracay, estado Aragua, recalca lo difícil de la situación.

En el caso puntal de esta región, hace unos días fue asesinado un delegado sindical para que no pudiera aspirar a la secretaría general, lo que ha desatado una serie de manifestaciones en rechazo de la violencia.

“Es grave lo que pasa porque los trabajadores se están golpeando con la misma arma que le da el enemigo, y por el otro lado está siendo golpeado por el Estado”.

Considera Pérez que “me van a perdonar, pero hay prácticas de los sindicatos que hoy están fuera del perol, que ya no son válidas por la misma situación. Desde los años 80 se viene presentando un proceso donde los trabajadores están siendo cada vez más divididos, y nadie se ha sentado a analizar eso, porque han seguido dividiéndose sus parcelas. Esta una crisis del neoliberalismo y este es el gobierno más neoliberalista que hay... este modelo es malo, porque si fuera bueno no estaríamos aquí”.

Estrategia del miedo
Pablo Hernández (web soberanía) afirmó que además de las leyes redactadas para restringir la protesta, el desconocimiento de los gremios y todas las acciones en contra del movimiento obrero hay otros factores que también son usados para atacar a los trabajadores.

“El sicariato y el paralelismo sindical no deben ser vistos como hechos de delincuencia, son instrumento del enemigo para combatir a los sindicatos... Debemos entender que hay un nuevo modelo de dominación, donde el poder militar y las leyes están al servicio del capital y viene un período de lucha”.

Además de los representantes sindicales al encuentro asistió la sociedad civil y dos diputados de la Asamblea Nacional, Pastora Medina, una de las organizadoras y Luis Díaz, miembro de la comisión de finanzas, quien agradeció la invitación y se mostró complacido porque además de los temas locales el foro tuvo un carácter nacional.

José Vegas, residente de Guayana, declaró “no trabajo en ninguna empresa, pero son mis empresas. Veo que se está deteriorando el movimiento sindical y esto por la politización de los gremios. El gobierno no quiere una región productiva, porque eso es lo que han demostrado”.

Por su parte Alfredo Villanueva, líder de los mineros afectados por la reconversión decretada en el 2006, reiteró el llamado a sumar esfuerzos para la defensa de los derechos de todos los colectivos, en pro de una salida a la actual crisis que afecta en especial a Guayana.

El “II Encuentro Nacional Por la Unidad de la Clase Trabajadora” concluyó con el compromiso de realizar una nueva cita para definir las estrategias y el plan de acción a favor del respeto conjunta de las reivindicaciones de los sectores laborales y organizados.

Visión de futuro

Ante el mar de dudas que embargan al movimiento obrero venezolano, la incertidumbre de lo que puede pasar en los próximos meses y la comprensión de la complejidad del problema que enfrentan por las venideras elecciones parlamentarias, los asistentes al II Encuentro Nacional Por la Unidad de la Clase Trabajadora reconocen el carácter imperativo de reconducir la lucha.

José Bodas, secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela. “Aquí estamos debatiendo sin agresiones, las ideas se combaten con más ideas no con balas ni con golpes”.

Pastora Medina, diputada de la Asamblea Nacional. “Este gobierno está pensando en los trabajadores, tenemos que hacer algo para que sean escuchados. No podemos dejar morir a las empresas”.

Elvin Guerra, secretario de trabajo y reclamo del sindicato de Ipostel. “Los sindicatos los eliminaron hace tiempo, que no está escrito en ninguna parte es otra cosa, nos han eliminado porque no nos paran pelotas”.

Eleuterio Benítez, presidente de Fundatrabajo. “Tenemos que sacarnos de la cabeza esa idea de socialismo, hay que formar a la dirigencia para lo que viene, tenemos que hacer el esfuerzo”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada