viernes, 26 de febrero de 2010

VIOLENCIA Y ELECCIONES


Desde Rayuela

VIOLENCIA Y ELECCIONES

Ángel Deza Gavidia*

A finales de noviembre de 2008 escribía acerca de la relación entre democracia y elecciones, finalizando el artículo afirmando que la democracia, participativa y protagónica no había llegado aún a la Universidad de Carabobo. Los recientes acontecimientos relativos a las elecciones decanales confirman la afirmación. Además de haber develado ante la opinión pública, a través del siniestro asesinato de un joven estudiante revolucionario, la urdimbre de violencia mercenaria que sufre la UC. De hecho, durante las últimas semanas, los ucistas hemos sufrido el rigor de un terrorismo desatado, que se manifestó en los constantes ataques de hombres con rostro cubierto que portan armas automáticas. En las facultades es vox populi que desde hace muchos años se ha instalado un modo de hacer política universitaria basado en oscuras negociaciones, amenazas, chantajes, ataques, atracos, agresiones, todo con el conocimiento y hasta el patrocinio de autoridades universitarias. La connivencia de algunos empleados, profesores y dirigentes estudiantiles con grupos armados es un hecho de la vida cotidiana universitaria, escondiéndose bajo la supuesta “autonomía universitaria”. No es un fenómeno exclusivo de la UC, solo recordemos el reciente asesinato del para entonces presidente de la FCU en LUZ, hecho que abrió las compuertas para que se conociera la podredumbre que pulula en cierta dirigencia universitaria. También en la UC amanecieron una mañana dos jóvenes ajusticiados en medio del campus universitario. Durante las últimas semanas, como parte de los preparativos de las elecciones decanales, se presentaron situaciones irregulares como el desalojo a punta de pistola de las aulas de la FACE un viernes en la noche, habiendo quien afirma haber visto algunas autoridades reunidas con los irregulares. El siguiente viernes, a pleno día fue atacado con bombas incendiarias y disparos los decanatos de FACES, FACE y Ciencias Jurídicas y Políticas. En medio de la confusión un profesor contaba como presenció el atraco de un camión de carga con un autobús de la UC en el campus y como la actuación de la seguridad interna fue repelida por una veintena de jóvenes armados con armas automáticas que salieron de entre los estudiantes. Quienes estuvimos el miércoles en la noche en la UC vivimos el lamentable asedio de bandas armadas que nos recuerdan los ataques de las famosas fuerzas de choque de Acción Democrática en los años 80. Quizás la lamentable muerte del joven Luis Vásquez sirva para que se tomen las necesarias medidas para resguardar las vidas de los universitarios y sean establecidas las respectivas responsabilidades.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada