martes, 2 de junio de 2009

"Ante los predicadores del oficialismo" Tito Núñez Silva

Fecha de publicación: 02/06/09
El lunes 25 de mayo me sorprendió un remitido en la página 13 (Publicidad) del diario Últimas Noticias, el mismo es firmado por seres muy queridos y maestros de densa obra literaria y académica, pero también por algunos ladrones y farsantes, por burócratas y oportunistas que desde la llamada cuarta República cometen tropelías en función del arte, la educación y la cultura. Lo extraño es que mi nombre aparece en el listado. Imagino que los redactores de tan pobre documento vaciaron el registro de la Red de Escritores del país, sin consultar, por lo menos no sucedió en mi caso, si era compartido o no el contenido de ese adefesio sazonado con propaganda oficialista de la peor calidad.Creo que para combatir al neoliberalismo y la mediocridad representada en Vargas Llosa, en Plinio Apuleyo Mendoza y otros repulsivos personajes de la derecha latinoamericana e internacional es innecesario publicar remitidos de tal superficialidad y manido lenguaje, que hablan de una revolución imperceptible y de una política editorial que a pesar de sus aciertos, tiene mucha tela que cortar, muchos tirajes que revisar y muchas imprentas que controlar, al igual que las licitaciones (¿?) de la Villa del Cine, la política petrolera, la bancaria, la violación de derechos humanos, la complicidad delictiva de algunos cuerpos policiales, la corrupción, la nueva burguesía, las arbitrariedades de gobiernos locales y regionales, por no hablar de las altas esferas políticas y de sus entornos afectivos.Vaya mi solidaridad con Leonardo Ruíz Tirado y la extraordinaria poetisa Ana María Oviedo Palomares. Rechazo el paramilitarismo – y a muchos que no son Para también --, a los sicarios, a los violadores de cualquier derecho ciudadano como me enseñó mi lejano y bien recordado amigo Tarek William Saab. Pero no olvido la censura ministerial que impidió a una Asamblea de Escritores condenar el asesinato de campesinos en los caseríos larenses.Finalmente, ruego a los representantes de la Red de Escritores que no publiquen documentos inconsultos, que comprometan a compatriotas que por excluidos y aldeanos no dejan de ser expresión de dignidad revolucionaria, antiimperialismos y lucha por una auténtica Soberanía Nacional.Quiero manifestar mi fraternal felicitación a los organizadores del Foro Cultural paralelo al de CEDICE, el cual fue la más correcta respuesta al “desafío latinoamericano” de los Vargas, clara resonancia de aquellas ideas anquilosadas del libro “Del buen salvaje al buen revolucionario”, del connacional Carlos Rangel, que a su vez fuera generosamente comentado en su momento por un adalid de la actual burocracia cultural en un opúsculo titulado INCISIONES, cuya lectura, con el debido respeto, recomiendo al ciudadano Presidente de la República, al Ministro de Cultura, a los directores del CELARG, a la Dra. Carmen Bohórquez y a otros connotados investigadores del pensamiento venezolano. La obra fue publicada en el gobierno del Dr. Luis Herrera Campins por la Fundación Larense para el Desarrollo de la Cultura. Si el hábil autor no la ha desaparecido, sus restos reposan en la biblioteca nacional. Conservo con celo un ejemplar por si algún día me invitan a VTV a criticar estos asuntos y no tenga que hacerlo en Globovisión como no le quedara más remedio a nuestro admirado camarada Douglas Bravo. Lo de admirado es con usted, camarada José María.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada