sábado, 13 de junio de 2009

Intensa jornada por la dotación de tierras saneadas para los indígenas y contra la apertura de la mina de carbón Socuy

Por: Sociedad Homo et Natura Fecha de publicación: 09/06/09

El día viernes 5 de Junio, Día Mundial del Ambiente, de nuevo dirigentes indígenas Yukpa, Barí, Wayuu, organizaciones sociales, de derechos humanos, culturales y ecologistas hicimos acto de presencia en las adyacencias de la Asamblea Nacional en las primeras horas de la mañana, a partir de las once frente al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, a las tres de la tarde fuimos ponente en un foro realizado en la sede de la Defensoría del Pueblo, mientras que otros compañeros participaron en el video-foro Territorio Ancestral. Dos Caras de un Conflicto en la Vega en la Sede del grupo Tiuna El Fuerte, por último a partir de las cinco hasta las doce de la noche en el Nude Nuevo Circo de Caracas cine foro concierto en solidaridad con la Demarcación de los Territorios Yukpa, Barí y Wayuu. En todos los eventos que terminaron estuvieron presentes cinco compañeras del Movimiento Estatuario de Maracaibo haciendo las veces de árboles perijaneros amenazados por la explotación de carbón.

El debate más político sobre el tema territorio indígena y minería en el Socuy lo realizamos en un foro público que duró tres horas en el pasillo frente al ministerio en el que invitamos en persona a la señora ministra del ambiente Ortega de Carrizales en el momento se ser sorprendimos frente a la sede del ministerio inaugurando un acto sobre el Día Mundial del Ambiente, pero al esfumarse en un dos por tres al vernos, dio la cara en un primer momento las abogadas de la comisión de la demarcación Sonia Ribas, Secretaria Ejecutiva y Marlín Conell, posteriormente el Viceministro Sergio Rodríguez.

Todo Caracas estaba feliz de vernos y fue masiva la presencias en todas las actividades realizadas en 16 horas continuas de trabajo, sólo la Ministra Ortega de Carrizales y Sergio Rodríguez estaban bravos, en especial la ministra que llena de ira entre dientes murmuraba.
Sergio estuvo como siempre tratando de demostrarnos que todas las acciones de la señora ministra en cuanto a la demarcación estaban apegadas a las leyes, y que en cuanto a la apertura de la mina Socuy no era algo muy seguro, sólo que el presidente Chávez había propuestos, entre varios escenarios posibles presentados por los ministerios de minas y ambiente, el de explotar hasta 12 millones de toneladas de carbón al año para la expansión de los nuevos planes industriales.

Mina Socuy negada
En cuanto a la apertura de la mina del Socuy le manifestamos que el propio ministerio de ambiente en el informe de 11 de Julio de 2005 elaborado para el presidente Chávez durante la dirección de Jacqueline Faría luego de nuestra marcha a Miraflores del 31 de marzo de 2005, se argumentaba el peligro que corría Maracaibo y otras ciudades del Zulia de quedar sin agua de seguir abriendo minas de carbón aguas arribas de los embalses Manuelote y Tulé, afirmaba también en el informe que menos de dos mil hectáreas (1.763 has.) se ha usado en las dos minas actualmente abiertas en el Zulia, Paso e Diablo y Norte, y que aún faltaban por usar más de cinco mil hectáreas (5.487 has.) y, argumentamos nosotros que en lugar de vender carbón barato a Estados Unidos y Europa, Brasil y Perú, es preferible usar los 8,5 millones y medios anuales en las nuevas plantas de procesadora de acero a montar en el sur del País, que seguir deforestando y desalojando comunidades Wayuu de sus tierras tradicionales, y por último informamos que el proyecto de la mina Casa Blanca presentado por la empresa irlandesa Compañía Carbonífera Caño Seco es el mismo proyecto técnico que fracaso en este de Alemania en la ciudad de Essen.

Ante la sospechosa argumentación del Viceministro del Ambiente de que unos Wayuu quieren y otros no la explotación de carbón en la zona, le recordamos que el martes 20 de marzo de 2007 la misma ministra Ortega de Carrizales delante de él y del señor Santiago Arconada, en aquel entonces Vicepresidente del ICLAM, nos informaba que el día anterior (19 de marzo) le había manifestado a uno grupo nutrido de personas pagadas y traídas en cinco buses desde Mara hasta las puertas del ministerio por Corpozulia y la Compañía Carbonífera Caño Seco que por orden del Presidente Chávez no se permitiría abrir más minas de carbón en el Zulia, y todos los manifestantes estuvieron de acuerdo que el modelo a impulsar en estas tierra por el Presiente Chávez y ellos era la agricultura, la ganadería, las granjas integrales, el turismo, la pesca artesanal, la pequeña y mediana industria.

Todos manifestaron estar de acuerdo con este modelo, lo que hizo rabiar a los personeros de Corpozulia, Carbonífera Caño Seco y del sindicato de carbones del Guasare Sitracarbiquin, que los denominaron traidores. Ahora bien, si el ministerio guarda silencio o manifiesta que Chávez autorizó la apertura de las minas Socuy, Casa Blanca y La Carpa, y los operadores mineros de la zona les asegura que con su visto bueno a la explotación vendría el desarrollo a sus comunidades, las cacareadas mentiras de fuente de trabajo, carreteras, viviendas, créditos agropecuarios, escuelas y útiles escolares para todos, comedores, dispensarios y medicinas gratis, y además se le paga 500 mil bolívares por personas al montarse al bus, quien no se presta para venir hacer bulto, frente al ministerio como se repitió el día lunes 1 de junio, cuatro días antes de nuestra llegada, a las puertas del ministerio.

Nos declaramos en alerta temprana ante los planes económicos de oscuros personeros de venderle a los indígenas, campesinos y a Chávez la idea de que el carbón traerá progreso y bienestar para el municipio Mara, supuesto negado después de 22 años de hambre y miseria a pesar de la explotación carbonífera en las minas Paso Diablo y Norte.

Ese día el Viceministro Rodríguez negó la apertura de la Mina Socuy, asunto que afirmó con vehemencia en una entrevista radial realizada en la segunda semana de marzo de 2009.
Demarcación de los Territorios Indígenas

Sergio Rodríguez, comprometiendo su carrera política y la de su ministra, manifestó en torno a este delicado asunto que toca derechos humanos profundos de los pueblos o naciones indígenas, que los derechos de los terceros tienen también prioridad o están a la par de los derechos indígenas en la demarcación de sus territorios indígenas ancestrales, que el Estado gobierno propondrá y no al revés cuales son las áreas donde las comunidades indígenas Yukpa y Barí desarrollarán sus Proyectos de Vida, cuales haciendas serán adquiridas para dicho proyecto, esta última posición es la misma que asomó Rodríguez en la reunión con la Ministra Ortega de Carrizales el martes 20 de marzo de 2007.

No son las haciendas que señalen los indígenas en su demarcación, sino las que salgan de la negociación y el regateo con los personeros gubernamentales de la comisión de demarcación de las tierras indígenas, en fin no son todos los espacios que los indígenas requieren, sino lo que piensa el Estado gobierno que necesitan. Imponiendo de esta manera el cálculo y la medida economisita desarrollista con que el Gobierno viene midiendo la productividad campesina, pero antes de concretar esta realidad ya los ministros de Asuntos Indígenas e Interior y Justicia vienen promoviendo y construyendo vivienda de arquitectura foránea a las culturas amerindias y a su hábitat, done las aguas negras y servidas tampoco están planificadas.

La visión economisista de corte agrarista del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente no le permite ver que los supuestos derechos de terceros, que no es otra cosa que los derechos de los indígenas violados, puede resolverse a través de la ley de indemnización, cancelándole así las bienhechurías a los hacendados y campesinos de sus predios ocupados o solicitados por los indígenas. Los derechos de terceros no es el problema, como tampoco lo es la productividad lechera, pues los indígenas tienen una basta experiencia agropecuaria y pueden con asesoría técnica superar la actual producción de leche, carne y agrícola de Perijá.

Ahora bien, si es verdad la promesa del Viceministro Rodríguez que antes de otorgárseles los títulos de propiedad colectiva a los pueblos Yukpa y Barí el Gobierno residirá las concesiones de carbón en la zona, entonces la razón de fondo de la mezquina posición del ministerio de ambiente y de los siete otro ministerios restante que conforman la comisión de demarcación de las tierras indígenas para aceptar la propuesta de los indígenas del pago de las bienhechurías de todas las haciendas solicitadas y ocupadas, obedece entonces a razones raciales soportadas en el modelo agrarista productivista de la tierra, y no de un territorio amplio saneado para la preservación de las culturas indígenas, sus cosmovisiones, el ejercicios a los derechos a la Libre Determinación, la Autogestión o Auto Gobierno, aprovechamiento de los recursos existentes en esos territorios, entre otros derechos reconocidos por las Naciones Unidas desde el 13 de septiembre de 2007.

De esta manera se le quiere imponer a los pueblos o naciones indígenas el modelo productivista agrarista que nos llevará como país a ser una potencia mundial.

http://www.aporrea.org/ddhh/a79658.html

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada