viernes, 4 de diciembre de 2009

SICARIATO JUDICIAL FUSILAMIENTO JUDICIAL



SICARIATO JUDICIAL



FUSILAMIENTO JUDICIAL



a Carlos Chancellor el SABINO De los Mineros.



Para El Libertador el colmo de la miseria moral, consistía en asaltar el Poder y no saber después manejarlo con eficacia ni eficiencia. Para él, administrar el gobierno de una nación, era la mayor responsabilidad ciudadana. El mayor compromiso histórico. El pedestal de su gloria. Así lo entendió y practicó durante 20 años, al final de los cuales, emitió un Decreto de Guerra a Muerte a la Corrupción Administrativa, que no hemos oído ni siquiera aludir tangencialmente, al Tiranuelo bolivarero, que padecemos desde hace 10 años en Venezuela. El 21 de febrero de 1.822, asqueado de la Corrupción global en la Gran Colombia, Bolívar dictamina “ Que cualquier empleado de la Hacienda que abusando de la confianza con que el gobierno le ha distinguido, y se entregue al fraude y malversación de los intereses públicos, es acaso más TRAIDOR A SU PATRIA, que lo es el que trama conspiración o deserta de sus banderas donde se ha alistado…”.

Y un Traidor a su Patria es una piltrafa humana, que desde los tiempos homéricos, sólo merece tres sentencias en el código penal de la infamia: cárcel, destierro o muerte, decidiendo El Libertador, que un Traidor a su Patria, no merece quedar vivo en la cárcel ni en el destierro, sino convertirse en alimento de las sombras y caldo de cultivo de gusanos, pués quienes traicionan a su Patria, no merecen sino la pena capital sin piedad alguna: “Por lo cual he venido en virtud de las facultades que en mí residen a decretar y decreto, que el empleado de la Hacienda Nacional, a quien se comprobare sumariamente fraude o malversación de los intereses públicos o resultare alcanzado, se le aplicará irremisiblemente LA PENA DE MUERTE, sin necesidad de más proceso que los informes de los Tribunales respectivos”.


Más tarde en el Discurso de Cierre de la Convención de Ocaña 9-4-1.828), cercado por la traición, la enfermedad y la ingratitud, sólo se limita a señalar al cáncer de la corrupción republicana, como el enemigo pùblico número uno:
“Mas, en el día en que todos hablan de sus derechos y ninguno de sus deberes, los vínculos sociales se han relajado, los vicios y los crímenes se han multiplicado, y si un recuerdo de nuestros días heróicos no hubiese detenido a la República al borde mismo del precipicio, élla habría perecido infaliblemente”


El 9 de noviembre de 1.830, cuando ya la Gran Colombia había sido devorada en el fondo del abismo por los tiranuelos, el Libertador hace una pausa en su agonía tísico-EXISTENCIAL, y escribe su Testamento Político, dirigido al peor tiranuelo de entonces, un narcicista VENEZOLANO, corrupto de 3 estrellas y cero moral, ambicioso sin escrúpulos, que uniendo a Guayaquil con Quito Y Cuenca, edificó al Ecuador, para convertirlo en trono de su mediocridad cuartelera, durante tres períodos presidenciales , fallando en la búsqueda de la reelección perpétua, con una asquerosa Constitución amañada, conocida como LA CARTA DE LA ESCLAVITUD…. General Juán José Flores:
“Usted sabe que yo he mandado 20 años, de los cuales no he sacado más que pocos resultados ciertos: 1- La América es ingobernable para nosotros. 2- El que sirve una revolución ARA EN EL MAR. 3- La única cosa que se puede hacer en América es EMIGRAR. 4- Este País caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para luego pasar a las de TIRANUELOS, de cualquier raza o color. 5- Devorados por todos los CRÍMENES y extinguidos por nuestra ferocidad, nadie se dignará volver a conquistarnos. 6- Si fuera posible que una parte del Universo volviera al caos primitivo, ese será el último estadio de la América. La primera Revolución Francesa hizo degollar a las Antillas. La segunda causará el mismo efecto en este vasto Continente. La súbita reacción de la ideología exagerada, nos llenará con todos los males del mundo más los que ya tenemos.


Mis conciudadanos, que no pudieron matarme a puñaladas, tratan ahora de asesinarme moralmente con sus ingratitudes y calumnias. Cuando yo deje de existir, esos DEMAGOGOS, se devorarán entre sí, como lo hacen los lobos, y el edificio que construí con esfuerzos sobrehumanos, se desmoronará en el FANGO DE LAS REVOLUCIONES. Después de mi muerte, todos se lanzarán al torrente de la DEMAGOGIA …Y desgraciados de estos pueblos! …y desgraciados estos gobiernos!”



COLOFÓN:




Cualquier parecido con el presente de Venezuela, donde se ASESINA JUDICIALMENTE A LOS DIRIGENTES POPULARES QUE NO SE VENDEN AL GOBIERNO NEO-FASCISTA CÍNICO-MILITAR, COMO EL CACIQUE YUKPA SABINO Y AHORA CARLOS CHANCELLOR, es pura coincidencia literaria, producto de la imaginación de la Historia Universal, QUE YA HA CONDENADO AL BASURERO DEL DESPRECIO A LOS VERDUGOS NEOFASCISTAS DE SABINO Y DE CARLOS CHANCELLOR.



DR. FRANCISCO FERRER


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada