martes, 11 de mayo de 2010

DECLARACIÓN DE MANICUARE



DECLARACIÓN DE MANICUARE

Desde esta tierra rodeada por nuestro mar caribe,
encimado por un cielo color cobalto, pigmentado por luces iridicentes
como espejo del pasado, nosotros, hombres y mujeres, jóvenes,
libertarios e irreductibles, declaramos para Venezuela y el mundo,
nuestra fe inquebrantable en los valores creadores del pueblo y en la
lucha por un poder constituyente originario que haga añicos las bases
del capitalismo imperante en Venezuela en su modalidad de las llamadas
empresas mixtas, con su connotación de capitalismo de estado, hoy, en
vías de acuerdos estratégicos con los grandes holding petroleros
internacionales representantes de la plutocracia global.
Nos conjugamos en nuestros sueños y búsquedas y nos
enfrentamos, como de hecho lo hacemos, a un modelo civilizatorio que
como gato pardiano tiende a reformas y leves maquillajes para poder
reestructurarse y mantenerse sin que en realidad haya cambios
esenciales y alargar su dominio.
En esta época de grandes sacudidas sociales, políticas y
naturales, los que militamos en la fe y la utopía andamos en la
creación de esos pequeños espacios para la convivencialidad y la
libertad que son prefiguración del modelo civilizatorio que propugnamos
en contra del poder constituido, enemigo de todo aquello que
represente las nuevas relaciones humanas en armonía con la naturaleza.
La crisis civilizatoria y del modelo capitalista y su modo de
producción desarrollista, afecta por igual tanto a los paises altamente
industrializados como aquellos que ocupan en la división internacional
del trabajo el rol de suministradores de materia prima, como es el
caso de Venezuela, productora de petróleo esencialmente. En este
sentido, la actual administración, dirigida por un gobierno
autodenominado socialista mediante un esperpérito jurídico-politico
(las llamadas empresas mixtas), ha cedido parte de nuestra soberanía,
de forma complaciente y festiva, a consorcios internacionales
representantes de los diferentes imperios existentes y a otros paises
en una especie de bazar persa, todo ello de forma autocrática y
ejecutivamente, sin consultar a los condueños y socios de la industria
petrolera, nuestro pueblo, incurriéndose en traición de lesa
soberanía.
En la actualidad, el gobierno nacional busca mecanismos
de aproximación con el gobierno norteamericano, más allá de la
retórica vacía antimperialista ( real política), mediante variados
esfuezos con el objeto de garantizar la "estabilidad comercial" con su
principal socio y la entrada de divisas para mantener el falso
espejismo de bienestar social mientras el aparato productivo está a
punto de colapsar, en correspondencia con una politica entreguista
consistente en la firma de contratos petroleros por períodos de
cuarenta (40) años.
Por otra parte, para poder mantenerse ante el sunami
politico, económico, social y militar, fenómenos interdependientes, e
impedir la presión laboral y social, no sería descabellado pensar que
el próximo paso a seguir por parte del gobierno sea el endeudamiento
interno y externo para poder encarar el pago de pasivos de los
trabajadores del sector público, muchos de los cuales tienen semanas y
hasta meses percibiendo sus sueldos y salarios sin la prestación de
labores por el estado de deterioro en que se encuentran las empresas,
tal es el caso de las empresas básicas de Guayana y las salinas de
Araya en el estado Sucre.
El estado venezolano esta hipertrofiado y no tiene
respuestas eficientes y coherentes para las demandas legítimas de
nuestro pueblo (salvo las que están determinadas por los precios
petroleros en el mercado internacional), incrementándose dia a dia los
problemas sin la atención y solución de parte del gobierno, quien por
el contrario, ha venido desvirtuándo las luchas sociales de muchos
sectores que aún acompañan el llamado proceso, y que mas temprano que
tarde romperán con el mismo para estructurarse en una tercera fuerza
ya en expansión en difertentes sitios de la patria y retomar de esa
manera el hilo del hecho constituyente originario iniciado el año 1989
y desvirtuado por el proceso electoral de 1998, cuando fue electo el
actual mandatario nacional, asumiendo una conducta de conciliación y
convocando a una constituyente derivada que atrazó y desvirtuó el
camino de las muchedumbres en acción y posponiendo ( como en la
llamada cuarta república, mientras se valcaniza el país en regiones
energéticas, para entregarlas al capital internacional ) la
contradicción principal: Soberanía Popular vs Capitalismo Globalizado.
Indefectiblemente, avanzamos hacia un punto crítico y
este puede conducirnos a una Ruptura Creadora que puede acontecer sin
que se despeje la situación político-económica-social. Son muchos los
factores interactuantes en esta crisis estructural-terminal y que el
gobierno, salvo los instrumentos de represión con que cuenta el
Estado, carece de un partido politico real, sin un control sindical y
estudiantil ( todo ello es un collage de siglas ), y actuará como
históricamente lo han hecho todos los gobiernos:con la represión y
violencia. Primero selectivamente, luego generalizada para poder
mantener el control del gobierno y permanecer al frente del mismo.


¡¡¡¡ LUCHAR HASTA VENCER..!!!!

Manicuare, 18 de abril de 2010

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada