jueves, 27 de mayo de 2010

LA GORDA PRISCILA LOPEZ



PRISCILA LÓPEZ, UNA MUJER CON MIL FACETAS MATIZADAS POR LA PASIÓN

El 31 de enero, estaría cumpliendo 79 años la “Gorda” Priscila López Villasana, extraordinaria mujer, abogada laboralista, luchadora social, poseedora de un inmenso y militante amor por el ser humano, y vanguardia en la lucha por los derechos de trabajadores y trabajadoras, de la mujer, de los niños y niñas, de estudiantes, de débiles y desposeídos.

Descifrar a Priscila para entender sus quimeras fue tarea ardua para sus amigas y amigos, porque la Gorda fue siempre un personaje complejo y contradictorio, con mil y más facetas: su pasión en todo lo que emprendía, la filosofía disidente que la acompañó durante su militancia política y su vida, su devoción por los amigos y amigas y una fidelidad asombrosa a la defensa de los humildes, fueran éstos trabajadores, pescadores o gentes de los barrios.

En la búsqueda de la justicia social, y siendo consecuente con sus ideales, Priscila se internó en diversos escenarios, siendo en la lucha armada donde mejor encajaba su condición de guerrera, la cual percibía como la expresión de irreverencia máxima. No en vano fueron ella y su compañero Ángel Márquez, pilares fundamentales del movimiento insurgente en Aragua.

Además, mantuvo una constante en su vida: el amor militante por el ser humano, y por ello, fue vanguardia en la lucha por los derechos de los trabajadores, de la mujer, de los niños y niñas, estudiantes, de débiles y desposeídos. En cuanto a la causa de la mujer, Priscila luchó por sus derechos civiles, por el derecho de la madre soltera a no ser considerada un anti valor moral, el derecho a un trato asistencial respetuoso en el proceso del parto hospitalario, el derecho a que sea atenuado el valor de la conciencia eclesiástica que reduce el papel de la mujer en los mandos de la sociedad, el derecho a proteger en forma efectiva a la mujer con hijos ante el divorcio, como manera más efectiva de decirle no a la violencia doméstica; el derecho a decidir sobre el cuerpo propio.


Al respecto, Priscila escribió:
La mujer busca un escenario político y avanza hacia un mundo mejor, en una obra de arte dialéctica. Son las mujeres construidas con todos los metales. Marchan con sonrisa. No las doblega el viento. Viven con amor militante. No son timoratas ni modestas ante el destino. Actúan con la insolencia que da la dignidad. Se repiten en la historia de los pueblos. Son el presente y el mañana, porque sobre ellas no ha pasado la esponja de la nada. Resucitan y la tierra se pone de rodilla. Brillan como estrellas porque de ellas será el reino de un mundo más justo, más equitativo y más digno.


Y tenía Priscila la certeza de que llegaría el momento en que, por el empuje del combate, las luchas de las mujeres lograrían su objetivo, y ese día aparecería un nuevo despertar, que deslumbraría, y que cobraría significado histórico porque se habría desarrollado una acción política en el tiempo.
La Gorda fue también cómplice de los desvaríos de pintores, poetas y músicos, porque para ella el arte era parte de la transformación que aspiraba en la sociedad.
Para quienes la conocieron, sigue muy viva y presente, y es que forma parte de esos seres especiales que van por la vida construyendo su historia, provocadores natos de sentimientos encontrados que van desde el máximo afecto, hasta la persecución implacable; pero, en todos los casos, sentimientos de respeto y profunda admiración.
Es por ello que, para recordarla y rendirle homenaje, sus amigos y amigas se encuentran cada año el día de su cumpleaños.

1 comentarios:

Octavina Diaz dijo...

Quisiera comunicarme con las amigas de Priscila López Villasana Mis telefonos son 0416 828 75 98 y 0212 483 21 85.
Octavina Díaz

Publicar un comentario en la entrada