sábado, 4 de julio de 2009

CON CHÁVEZ EL NEOLIBERALISMO SE AFIANZA

LA POBREZA CRITICA A PESAR DEL FABULOSO INGRESO PETROLERO, SE MUESTRA COTIDIANAMENTE CON LOS NIÑOS EN LA CALLE, CON LOS INDIGENTES EN LAS ESQUINAS PIDIENDO LIMOZNA, CON LOS RANCHOS DE CARTON EN NUESTROS CERROS, CON LAS LARGAS COLAS DE MERCAL PARA PODER COMPRAR UN POLLO Y CON EL AUMENTO DEL DESEMPLEO.

EL PARTIDO UNICO DE CHÁVEZ TIENE UNA UNICA FINALIDAD, DESMONTAR LAS INICIATIVAS POPULARES Y PODER CONTROLAR A LA POBLACIÓN, PUES QUIEN ESTE FUERA DE SU ORGANIZACIÓN NO PODRA CONSEGUIR TRABAJO DENTRO DEL ESTADO, NI CONTRATOS, NI LAS BONDADES QUE DA ESTAR CERCA DEL GOBIERNO.

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ


Si los libertadores y las muchedumbres mestizas que protagonizaron la gesta de la independencia, despertaran de sus santos lugares seguramente enarbolarían de nuevo sus banderas para proseguir la marcha hasta la emancipación definitiva de la América meridional. A más de ciento cincuenta años de la independencia, el sistema capitalista, explotador y generador de pobreza y miseria, se ha afianzado en nuestros territorios. La historia pone en evidencia que las Repúblicas que nacieron de ese proceso no han sido ni serán el mejor sistema de vida para nuestras comunidades porque con ellas se nos han sometido a los mecanismos internacionales de dominación y opresión, controlados hoy por los Estados Unidos y las empresas trasnacionales.


LA CRISIS CONTINUA
En nuestro país y en todos los pueblos de Latinoamérica vivimos en crisis sucesivas, crónicas, eternas, insoportables. Para nadie es un secreto, que a lo largo y ancho de nuestra geografía campea la destrucción ambiental, material y espiritual. Donde la pobreza crítica a pesar del fabuloso ingreso petroleros se muestra cotidianamente con los niños de la calle, con indigentes en las esquinas pidiendo limosna, con los ranchos de cartón en nuestros cerros, con las largas colas de mercal, para poder comprar un pollo, aunado a esta situación, se presenta el desalojo de campesinos e indígenas de sus territorios ancestrales para favorecer a empresas capitalistas agrícolas y mineras, destructoras de nuestros suelos. Nos han impuesto las privatizaciones de los servicios fundamentales de salud, vivienda, educación, comunicación, deudas externas impagables que los gobiernos se empeñan en pagar sumergiéndonos en crisis financieras que imposibilita la implementación eficaz de políticas y planes de desarrollo alternativo para nuestras comunidades. Es indudable que en este escenario de necesidades, la brecha entre pobres y ricos se ha hecho más patética y odiosa, la soberanía ha desaparecido a causa de convenios y tratados indignos, la política se ha convertido en un torneo asqueroso de trafico de influencias y mercaderes sin escrúpulos que a nombre del socialismo se enriquecen, al igual como lo hacían copeyanos y adecos.


EL PARTIDO UNICO
De otro lado, el Presidente Chávez, lejos de fortalecer la organización y el poder real del pueblo, repite la vieja política estalinista al querer crear un partido único, igual o peor que Acción Democrática y COPEI, para desmontar las iniciativas populares y poder controlar a la población, pues quien este fuera de su organización no podrá conseguir trabajo dentro del estado, ni contratos, ni las bondades que da estar cerca del gobierno. Por estas múltiples razones y no por otras, la mal llamada revolución bolivariana no termina de cuajar ni convencer, sino que se ha convertido en un nuevo semillero de frustración y tristeza ya que murió al nacer porque ha desconocido y se ha divorciado de su fuente primordial como lo es la Constituyente Originaria surgida de la rebelión del 27 de febrero del año 89. En cambio, persisten y florecen alrededor y en el seno mismo del Presidente, la corrupción, las componendas, los pactos y demás lastres del viejo poder.


LOS NUEVOS PACTOS
Mucha gente ignora y sobre todo en los sectores de mayor exclusión social, que Chávez, ha venido sellando nuevos pactos con las trasnacionales norteamericanas, situación que hemos descrito en otros artículos publicados en este mismo medio de comunicación.
En esos pactos, sobre todo en materia petrolera, gas y carbón, es donde esta la razón por l a cual el gobierno no rechaza firmemente el Plan Colombia ni el Área de Libre Comercio de las Américas(ALCA), sino que ha comprometido la firma de nuestro país en ambos planes, incluso en el Plan Puebla Panamá.
Mucha gente sabe que el Plan Colombia es el componente militar de un basto proyecto para la recolonización de América Latina que significa no solamente enfrentar a la guerrilla colombiana y, supuestamente al narcotráfico, sino la implantación de bases militares norteamericanas para asegurarse el aprovechamiento del petróleo, la explotación de carbón en toda la Sierra de Perijá y la apropiación de las reservas de oxigeno y agua de la Amazonia. Dentro de esta perspectiva se viene transformando el ejército colombiano en una fuerza militar desnacionalizada con más de cuatrocientos mil hombres preparados técnica y militarmente para ejecutar servilmente los planes de exterminio y dominación dirigidos por el Departamento de Estado. Así mismo el ALCA, que en Venezuela se desarrolla a través del IIRSA(Integración Regional Suramericana), es el instrumento económico con el que se pretende convertir el conjunto de naciones latinoamericanas en un solo mercado libre, bajo el dominio absoluto de las grandes corporaciones de Estados Unidos. La consecuencia inmediata de estos planes imperialistas es la eliminación de todos los sistemas subregionales de integración de las burguesías locales (Comunidad Andina de Naciones, MERCOSUR) pues al poderoso no les interesa mantener vivas las esperazas de los socios menores. Igualmente, el ALCA generaría lo que muchos especialistas han llamado la africanización de las condiciones de vida de nuestros pueblos. De tal manera que estamos en presencia de un avance económico, político y militar del nuevo plan de dominación del viejo imperio Iraki, frente al cual el Presidente Chávez se doblega y acepta, aunque en algunos momentos su discurso siga cargado de aparente patriotismo que en verdad es retórica endeble, incoherente, tremendista, pantallero y populachero.

EL ENEMIGO PRINCIPAL:
LA GLOBALIZACIÓN

Los que sostenemos esta posición, de cuestionamiento al gobierno de Chávez, no puede ser confundida como un juego a la oposición, sino entendida como una clara, inequívoca y firme posición revolucionaria, sostenida a lo largo de toda una trayectoria de lucha irreductible al lado del pueblo y por la soberanía de la patria. El puntó fijismo ya no existe. Lo liquido el pueblo con la rebelión de febrero del 89 y los alzamientos militares del 92. Hoy, el enemigo principal, fundamental, irreconciliable, de nuestro pueblo y de todos los pueblos del mundo, es la globalización capitalista trasnacional. Y eso no es una abstracción ni un anacronismo, sino una realidad concreta que se manifiesta en leyes, decretos, privatizaciones, desalojos, apropiaciones de territorios, bases militares, créditos que incrementan las deudas, tendidos eléctricos que alteran y destruyen el ambiente y las culturas autóctonas, tecnologías destructivas, pobreza crítica etc., etc. Esto el Presidente no se atreve a enfrentarlo, apoyándose en las fueras y lo poderes creadores del pueblo, sino que favorece con una política de relegitimación del sistema dominante en nombre de la revolución bolivariana o del llamado “proceso” que es un término encubridor, pues lo fundamental son los contenidos del proceso y no el proceso como abstracción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada