viernes, 31 de julio de 2009

COMANDANTE MAGOYA: EL OCASO DE UN REVOLUCIONARIO. Dr. Edgar Jaimes


Dr. Edgar Jaimes, Profesor Titular Jubilado del NURR-ULA, Trujillo

Estimado Comandante (Cte.) Magoya: el objetivo de los comentarios que puntualizo más adelante es el de participar en el debate que se ha suscitado a raíz de sus expresiones, por demás irrespetuosas e inoportunas, contenidas en la carta que dirigió al Cte. Douglas Bravo, para expresar su inconformidad con una denuncia que realizara éste en diversos medios de comunicación, incluido Globovisión, denunciando el hostigamiento y retención de la cual fue objeto por comisiones de la DISIP y el DIM en el sitio de la Encrucijada de Cagua, estado Aragua, el 24-06-2009. Al respecto, le indico lo siguiente:
1º) Es oportuno recordarle que en caso de violación de derechos humanos poco vale que un medio de comunicación sea de “derecha”, “izquierda” o “imperialista”. Me extraña que se le hayan olvidado las excelentes estrategias mediáticas que se utilizaron en décadas pasadas para denunciar abusos de poder violatorios de los derechos humanos en contra de militantes de movimientos revolucionarios u organizaciones democrático-socialistas por parte de gobiernos represores apoyados por el imperialismo norteamericano
2º) Al igual que usted, he tenido diferencias no sólo con Douglas Bravo sino con otros camaradas con los cuales participé en actividades político-militares en la década de los 70. Algunas de esas diferencias eran NO-ANTAGÓNICAS. Sin embargo, cuando los enfoques de las estrategias que rigen la acción revolucionaria se desfasan, dentro o entre de las organizaciones políticas, derivan en separaciones o en expulsión de militantes. Se dice entonces que las contradicciones son ANTAGÓNICAS y, por tanto, IRRECONCILIABLES.
3º) No pretendo en estos comentarios explayar el conjunto de visiones que desunen a los revolucionarios. No obstante, considero pertinente señalar al menos una que explica su deplorable actitud hacia Douglas Bravo. En efecto, usted afirma que: “…desde el campo de la izquierda o la derecha, pretenden desvirtuar el innegable proceso revolucionario que hoy acontece en nuestra América y más particularmente en nuestra patria.” Y le pregunto: ¿cuál proceso revolucionario?, porque al régimen de Hugo Chávez (HC) se le percibe más como un engendro horroroso, producto de la combinación ecléctica de “derechas e izquierdas”. Eso no lo entiendo, Cte. Magoya, porque o se es de “izquierda” o se es de “derecha”, pero no las dos cosas a la vez. Con toda razón Domingo Alberto Rangel califica al PSUV y a la cúpula militar que desgobierna a Venezuela como una: “… mezcla de los principios político-ideológicos de Lenin con las cualidades mafiosas de Al Capone”. A buen entendedor, pocas palabras.
4º) Para su información una de las cualidades ANTAGÓNICAS de todo proceso revolucionario es la reproducción en él o la introducción hacia él de los factores que delinean los esquemas de la DOMINACIÓN o del SOMETIMIENTO social, toda vez que este es el rasgo que caracteriza a los regímenes totalitarios, fascistas, dictatoriales, oligárquicos, mafiosos o imperialistas, cuyo objetivo es el de imponer un pensamiento o visión única del mundo.
5º) Allí radica el clivaje del asunto, Cte. Magoya, ya que en el seno del gobierno chavista, autoproclamado “socialista-revolucionario-bolivariano”, se han anidado, a la velocidad del rayo, prácticas que son contrarias al Socialismo y que, muy a su pesar, apuntalan las bases de un Neo-Capitalismo salvaje, sistema contra el cual usted, Douglas Bravo y miles de revolucionarios hemos combatido en muchos frentes de combate. ¿No le parece que es allí donde radica la principal contradicción ANTAGÓNICA que, como revolucionarios, estamos en la obligación de resolver con el gobierno de HC?
6º) Cte. Magoya, cada vez es más evidente el carácter autocrático, mafioso y totalitario del gobierno de HC, porque se orienta hacia la instauración de un sistema de antivalores basados en el ventajismo, el chantaje, el oportunismo, la mentira, el engaño, el cinismo, el tráfico de influencia, la corrupción, entre otros; practicados y promovidos por un selecto grupo de individuos, quienes indebidamente hacen un uso dispendioso de los recursos que administra el Estado, que son propiedad de todos los venezolanos, generando una grosera concentración del poder socio-político y económico en cúpulas partidistas o en mafias “cívico-militares”, incentivando con ello la degradación de la democracia y del mismo Socialismo. En consecuencia, en la Venezuela regida por el “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI” lo que impera desde el Estado todopoderoso es el más vulgar e impune de los asaltos al erario público nacional. ¿Es de esta manera como usted cree que se transformaría: “...la vieja y opresora estructura capitalista, en una nueva y humanista estructura socialista.”?
7º) Cte. Magoya, en honor a la honda huella que dejaron los cuerpos luminosos de nuestros mártires de la gesta revolucionaria venezolana de los años 60; 70 y 80, le exijo respeto a la memoria de ellos, ya que el mal llamado “socialismo-revolucionario-bolivariano” no fue, precisamente, la vía, ni el camino viable y, menos aún, el sueño glorioso de la revolución por la cual ellos ofrendaron sus vidas.
Por último y con base en lo antes puntualizado le ratifico que el régimen dirigido por HC no sólo es reproductor de las lacras que caracterizan al capitalismo perverso y atrasado, contra el cual se luchó y se seguirá luchando siempre, sino que se inmiscuye de manera irresponsable en los asuntos internos de otras naciones, violando flagrantemente sus soberanías, para lo cual aplica magistralmente el chantaje y la lisonja, utilizando la riqueza petrolera y otros recursos y bienes patrimoniales de Venezuela para complacer, por un lado, al malandraje político internacional y, por el otro, la avidez de las clases oligárquico-burguesas que rigen o detentan el poder en esos países hermanos, perjudicando en forma directa al pueblo venezolano. Cte. Magoya, por traición a la patria serán juzgados algún día Chávez y su caterva de mujiquitas.


Espero que no sea usted uno de ellos.


jaimes@ula.ve

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada