lunes, 24 de agosto de 2009


Miguel A. Hernández.


"la Ley de Educación preserva la educación privada, no es liberadora ni nos conduce al socialismo"


La derecha opositora y el gobierno mienten


Ante la discusión nacional sobre la Ley Orgánica de Educación promulgada por la Asamblea Nacional, entrevistamos telefónicamente al profesor universitario Miguel A. Hernández, miembro de la coordinación nacional del partido Unidad Socialista de Izquierda.

Laclase.info: ¿Qué es lo que se debate en las marchas del 22 de agosto a favor y en contra de la Ley Orgánica de Educación?


MAH: Lo primero que te puedo decir es que los socialistas revolucionarios no vamos a participar en ninguna de estas convocatorias del gobierno y la derecha opositora, pues rechazamos contundentemente las argumentaciones de ambos. Añadimos que aun cuando no compartimos esas argumentaciones, creemos que es importantísimo reivindicar el derecho democrático de manifestar públicamente sin que haya represión y criminalización de la protesta.
La realidad es que tanto el gobierno como la derecha manipulan a sus partidarios para reinflar la polarización política y sacarle un provecho mezquino, sin que haya un verdadero y profundo debate democrático en torno a la ley como tal, en el que participen todas las organizaciones populares, los sindicatos, los gremios de maestros, los consejos comunales, y asociaciones de padres y representantes. En este sentido nosotros nos diferenciamos tanto de la derecha como del gobierno, al plantear que es necesario que sean estos actores de la vida nacional quienes definan las líneas maestras de una ley educativa. El gobierno reivindica la metodología antidemocrática de la Asamblea Nacional, que aprobó entre gallos y medianoche esta ley, mientras que la derecha es la vocera de los colegios privados y los sectores ultraconservadores de la Iglesia Católica, quienes quieren retrotraernos a un modelo educativo medieval fundamentado en la fe religiosa.
Pero no sólo nos diferenciamos en cuanto al método, los socialistas revolucionarios también denunciamos que tanto la derecha como el gobierno manipulan y mienten sobre el contenido de la ley. Es falso que esta ley permite el proselitismo político en las aulas, y nosotros rechazamos las argumentaciones anticomunistas y reaccionarias de la derecha, que sólo explotan los temores de los sectores más atrasados de la sociedad venezolana. Pero también decimos que esta ley no tiene absolutamente nada de socialista ni de liberadora, como sostiene la propaganda oficial, pues se trata de una ley muy conservadora, que consagra la educación privada, y en todos sus rasgos centrales es similar a la ley de 1980, aprobada en pleno puntofijismo.


Laclase.info: Uno de los puntos polémicos es el concepto del Estado Docente.


MAH: Eso sólo demuestra que se trata de una falsa polémica, y que tanto el gobierno como la derecha defienden el capitalismo y no tienen diferencias de fondo. El Estado Docente es un concepto burgués que no tiene nada de novedoso en nuestro país, pues fue consagrado en la constitución de 1947, promovida por los adecos y Luis Beltrán Prieto Figueroa. La formulación del Estado Docente presupone la existencia de una actividad privada susceptible de ser regulada por el Estado, en otras palabras, implica la existencia de la educación privada, la educación como un vulgar negocio capitalista. La ley que promulgó el gobierno es una ley para el capitalismo, no para el socialismo ni para la transición al socialismo. En un Estado burgués como el que prevalece en Venezuela, el Estado Docente sigue respondiendo a los criterios educativos y a los intereses de las clases dominantes. Nosotros sostenemos que en un Estado socialista, regido por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, resultaría superfluo el Estado Docente, ya que toda la sociedad a traves de las organizaciones obreras y populares sería productora del hecho educativo como fenómeno social. De allí que sea necesario expropiar a los capitalistas y convertir a toda la educación en educación pública, bajo el control y la gestión administrativa y pedagógica de las organizaciones sindicales de los maestros, de las comunidades y las organizaciones obreras, para que podamos hablar verdaderamente de liberar a la educación de las cadenas del Estado burgués y el yugo empresarial.


Laclase.info: El gobierno dice que la ley es democratizadora, porque incluye la participación política de los obreros y empleados universitarios en las universidades. ¿Qué tiene eso de cierto?


MAH: La ley no establece claramente el voto paritario para todos los gremios, que es lo que defendemos los socialistas revolucionarios, en cambio tiene una redacción vaga y difusa en la que se refiere a la igualdad de derechos políticos, en general, de todos los miembros de la comunidad universitaria. El avance es que se reconoce a obreros y empleados universitarios como miembros de la comunidad universitaria, lo cual ha motivado un rechazo de los voceros de la derecha universitaria. Nosotros condenamos semejantes expresiones contrarias a la democracia universitaria por parte de la derecha. Pero para que este avance se materialice y no quede como letra muerta, reiteramos que es necesario consagrar el voto paritario en todas las universidades, incluyendo la UBV y las universidades experimentales.


Laclase.info: ¿Qué opinas de los consejos estudiantiles?


MAH: Nosotros somos defensores incondicionales de la autonomía de las organizaciones populares y obreras, por lo tanto vemos como muy pernicioso que un Estado burgués ande abrogándose la potestad de definir cómo tienen que organizarse los estudiantes. Las organizaciones estudiantiles son las únicas que pueden definir sus alcances y modos de organización, a través de los estatutos que ellas mismas establezcan, no puede esta ser materia para que la defina ningún gobierno, o los cogollos de la Asamblea Nacional.


Laclase.info: La ley establece la libertad académica, pero al mismo tiempo dice que la educación estará fundamentada en la doctrina de Bolívar y Simón Rodríguez, ¿esto es contradictorio?


MAH: Bolívar y Simón Rodríguez son dos importantísimos referentes de nuestra historia, que debemos valorar, pero también debemos interptetar críticamente. Si el gobierno pretende elaborar una doctrina manualesca, fragmentando y tergiversando elementos del legado de estos dos importantes personajes de nuestra historia, negando la posibilidad de analizar críticamente su obra, en ese caso sí estaríamos ante una limitación a la libertad de cátedra. En todo caso está pendiente la elaboración de un reglamento, que desgraciadamente no será tarea de los actores fundamentales del proceso educativo, sino de la Asamblea Nacional, para regular la función docente, y allí se definirá en qué se traduce concretamente toda la palabrería difusa de la ley. Por eso nosotros planteamos que este reglamento debe ser discutido con los sindicatos y los maestros, y que el período de 3 meses de discusión debe comenzar desde el inicio de clases, para que no suceda lo mismo que pasó con esta ley en período vacacional.


Laclase.info: ¿Qué llamado hacen a las organizaciones gremiales y sindicatos del sector educativo?


MAH: La única manera de que le arranquemos conquistas democráticas y derrotemos las imposiciones de la burocracia gubernamental y el sector burgués que esta representa, es a través de la movilización autónoma, deslastrándonos de las agendas politiqueras de la derecha y los partidos oficialistas. Para evitar que nos encasqueten un reglamento igual de inconsulto que la ley, tenemos que organizarnos y movilizarnos como clase: como docentes y trabajadores educacionales, como comunidades; tenemos hablar con voz propia y convertirnos en los protagonistas de este debate.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTA MUY BUENA LA POSICION DE ESTE PROFESOR

Publicar un comentario en la entrada