lunes, 16 de agosto de 2010

CRECE EL DESCONTENTO CONTRA LA OPOSICION Y EL GOBIERNO

CRECE EL DESCONTENTO
CONTRA LA OPOSICIÓN Y EL GOBIERNO


LUIS VELASQUEZ

El ambiente político venezolano, viene tomando un viraje bastante interesante, que puede desencadenar en un proceso de carácter conflictivo, que desde el punto de vista cualitativo, le pueda dar un viraje a la política venezolana, hasta el punto, que dicha conflictividad puede desencadenar en una desobediencia civil y militar, para abrir el camino hacia una Constituyente Originaria, y desde allí, marcar la posibilidad de generar un nuevo modelo social y económico que le abra las puertas a una verdadera y autentica democracia y a unas nuevas relaciones de poder, donde los ciudadanos tengan el rol protagónico que le han robado los partidos políticos, llámense de derecha o de izquierda.

UNA TERCERA FUERZA

Estas apreciaciones parten del descontento que vienen manifestando, diversos sectores de la población y de los propios sectores militares, incluyendo la propia Iglesia que con convicciones bien claras, manifiestan que los gobiernos que hemos tenido, tanto en el pasado como en el presente, sólo han respondido a los intereses de los partidos y a los grupos de poder que se han formado transitoriamente en los gobiernos.

La clase trabajadora tiene un gran malestar, pues se le niega las reivindicaciones salariales cuando no se les quiere firmar los contratos colectivos, se persigue a la dirigencia sindical clasista, se les detiene y se les levanta juicios amañados para amedrantar y pisotear la dignidad de los trabajadores. Igualmente los pueblos indígenas están pasando por la misma situación, se les quiere desplazar se sus territorios ancestrales, se les encarcela, se les asesina, por ofrecer resistencia a un gobierno y a un modelo civilizatorio que a nombre del socialismo, ejecuta políticas propias del neoliberalismo más salvaje, para ponerse de rodillas frente al gran capital, como esta ocurriendo en nuestra Sierra de Perijá con la explotación del carbón. Podríamos decir otro tanto de los trabajadores de la salud, que permanentemente se encuentran en conflicto, no solamente por un salario justo, sino que los grandes centros medico-asistenciales se encuentran en completo abandono y donde los pobres tanto del campo como de la ciudad mueren, quedando el derecho a la vida como letra muerta en la llamada Constitución Bolivariana. El movimiento estudiantil, expresa también su descontento, manifestando su desacuerdo con las llamadas políticas educativas, que no permiten la disidencia que la academia acostumbra y donde se trata al igual que los gringos, imponer el pensamiento único.
Manifestaciones de descontento van y vienen, de los diversos sectores sociales y donde hay que agregar el gran malestar por el alto costo de la vida, los bajos salarios, la política alimentaria, donde además de desactivar el proceso productivo, se deja podrir la comida, que debería estar beneficiando a los más pobres de la población.

Podríamos seguir enumerando variables, que marcan y acumulan el descontento de nuestro pueblo y donde se empieza a manifestar un rechazo no sólo al gobierno, sino también a la oposición.

EL NO Y NO

En Venezuela esta creciendo el NO y NO: NO con el gobierno y NO con la oposición. El pueblo se esta dando cuenta que la clase política de la derecha, como de la llamada izquierda, tienen una lucha por sus intereses, por el control del poder, por el control de PDVSA, por los privilegios que da estar en los altos cargos del gobierno, por mantener los grandes beneficios económicos y políticos que resulta de ser diputado, ministro, gobernador, alcalde, concejales-entre otros-.

Este descontento esta generando en el país, una tercera fuerza, que puede conducir a la conformación de un gran movimiento cívico-militar-religioso, para marcar un hito histórico, que desde el punto de vista político, pueda dar una gran lección a esa clase política y económica manipuladora, acostumbrada a imponer candidatos, que responda a sus grandes intereses.
Corresponde al movimiento revolucionario, patriótico y nacionalista, saber interpretar el momento que estamos viviendo, para aportar de manera humilde y decidida, nuestra contribución que ayude a fortalecer esa unidad popular del pueblo organizado, en el objetivo de cambiar el rumbo del país, para abrirle los caminos en esta lucha, que tendrá en el tiempo sus resultados, para lograr la emancipación de nuestros pueblos, en un combate permanente y que como dijera nuestro Fabricio Ojeda, la línea justa es luchar y luchar hasta vencer.

!!!IMPULSEMOS UNA CONSTITUYENTE ORIGINARIA¡¡¡

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada