martes, 1 de septiembre de 2009

Chivacoa: caleteros de Molvenca reprimidos brutalmente por la Guardia Nacional

Por: Laclase.info

Un trabajador herido de bala Chivacoa, 29 de agosto de 2009. El día de ayer en horas de la tarde, la Guardia Nacional arremetió violentamente contra los trabajadores caleteros de la empresa Molinos Venezolanos (Molvenca), ubicada en esta localidad capital del municipio Bruzual del estado Yaracuy.Como ya es sabido, los trabajadores que prestan servicio como caleteros en Molvenca, se encontraban desde hace 10 días apostados en el portón. Desde el 18 del presente mes, habían paralizado las actividades de carga y descarga de los camiones que transportan la harina, reclamándole a la empresa el pago de una serie de beneficios laborales que esta les adeuda.

Precisamente ayer, los patronos valiéndose de su poder económico y jurídico habilitaron a un tribunal estando estos de vacaciones, para desalojar a los tomistas del portón de Molvenca, para esto recurrieron a la Guardia Nacional que reprimió a los trabajadores, resultando con una herida de bala en el glúteo, un trabajador de 60 años, lo cual refleja que a los trabajadores les dispararon por la espalda.

En el estado Yaracuy se viene produciendo un proceso de luchas obreras que tiende a extenderse en toda la región, y que abarca a diversas empresas, lo cual ha posibilitado el surgimiento del MASAY, un movimiento que agrupa a diferentes sindicatos clasistas de la zona, que viene impulsando la movilización unitaria en defensa de los derechos de los trabajadores. La lucha de los caleteros de Molvenca es parte de este proceso, que además empalma con la efervescencia obrera en todo el país, tanto en empresas públicas como privadas.

La represión ejecutada por el gobierno nacional a través de la Guardia Nacional Bolivariana contra los trabajadores de Molvenca, pone en evidencia nuevamente la tendencia gubernamental a criminalizar la protesta obrera y popular. Una “santa alianza” de gobiernos regionales y locales, Fiscalía, tribunales y fuerzas represivas del Estado, arremete contra los conflictos, judicializando las luchas y restringiendo con ello el derecho legítimo a la protesta social.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

las exigencias de este grupo de trabajadores son justa y ajustada a derecho por cuanto la empresa molvenca les debe todos sus beneficios desde hace muchos años y llego la hora en que ellos despertaran y cobraran todos los beneficio laborales que la empresa les adeuda,no son dadivas sino el fruto de su trabajo por largos años de trabajo que han realizado y le han dado vida a diha empresa.

Publicar un comentario en la entrada