domingo, 8 de noviembre de 2009

XX AÑOS TIANNAMEN



TIANNAMEN





Un Hombre decidido a morir, es suficiente, para cambiar el curso de La Historia. Un Hombre sin miedo es la Luz de Dios. Un Hombre de Verdad-Verdad: Solidario, Valiente, Terrible, con la única arma disponible de su Humanidad, EL VALOR, se yergue, como un Faro de Dignidad, frente a una columna de tanques de la Burocracia Comunista Mundial, en la Plaza de la Paz Celestial, el 5 de junio de 1.989, en Pekín.
Levanta sus manos, con una bolsa llena de Rabia y Esperanza. Desafía a las bestias de la Dictadura , gritándoles:
¡Asesinos…no sean cobardes!

VIVA LA LIBERTAD!

Ese grito de los Siglos, recorre el Mundo desde SIEMPRE. No se calla ni descansa, un sólo instante. No se detiene ante la pólvora, ni ante las orugas de la infamia. No se amedrenta ante ríos de sangre adolescente. No tiembla ante las bayonetas del terrorismo de Estado.
Ese Grito es eterno como el viento. Terrible como un rayo. Dulce como un violín bajo la luna. Sabio como un niño acariciando sus juguetes.
Ese Grito nos anuncia la llegada de un nuevo Siglo, de un nuevo Milenio, de un nuevo Despertar. Es Un Hombre anarquista, decidido a ser Libre, aún si es aplastado, por los miserables uniformados del Comité Central.

Ese Hombre es el Símbolo Universal de la Nueva Humanidad!
Hoy… será torturado hasta morir, en las mazmorras de los asesinos cínico-militares. Mañana, resucitará del tormento, porque la Historia no lo dejará morir definitivamente.
Hoy…muere reventado a culatazos, debajo del retrato gigante de MAO, pero mañana firmará el Acta de Defunción del Comunismo en Moscú, en Corea, en Cuba y en Venezuela.
Mañana presidirá la Marcha de los Estudiantes hacia el Futuro, en Méjico, París, Londres o Moscú, para ser el Ave Fénix, en cualquier Plaza del Planeta, en cualquier Calle, en cualquier rincón del Mundo Libre, donde quede vivo, aunque sea, un solitario Hombre anarquista de Verdad.

Los fusiles del Estado Chino-Ruso- Coreano- Cubano- Venezolano, lo mismo da, como lo cuentan las Calendas del Horror, no descansan matando estudiantes, ni en dictadura, ni en democracia. No cesan de romper los corazones más puros de la Historia,
Las víctimas siempre serán los mismos. Los verdugos sólo cambian de amo y de sevicia. La Muerte siempre llega cargada de pólvora, gas del bueno, inflación, recesión, hambre, metralla y kilómetros de sangre joven, en Tlatelolco. En Caracas. En Moscú. En Roma. En París.
El Crimen siempre habla por la obscena boca del Estado, por las cadenas del mercado, por los micrófonos del ODIO, por los gatillos alegres, cuando defecan sus masacres, en Palacios Presidenciales.

Nadie sabe cómo se llama ese Hombre, ese Titán, ese Cíclope, EL FANTASMA DE TIANNAMEN, pero desde 1.989, no deja de levantarse en cualquier parte del Mundo, desafiando una columna de tanques o a una ballena de agua venenosa o a un regimiento de guardias mercenarios o a un helicóptero con gas del “bueno” o a una turba de sicarios del gobierno, para exigir que se respete el Derecho a la Vida, a Pensar, a Disentir, a Soñar, a ser Feliz.

OH…SEÑOR DE TIANNAMEN…!
Tú eres el Genio de la Subversión Mundial!
Tú nos animas a derrumbar, todos los Estados Corrompidos, con tu ira desatada!
Tu ejemplo es el Poema de un Prometeo Desencadenado!
Veinte Años no han bastado, para borrarte de nuestros corazones todavía ¡
Los chulos de la Robo Lución siguen matando desde el gobierno.
Los truhanes de la Corrupción, continúan encadenados con el Crimen.
Pero un día seguiremos tu Magno Ejemplo!
Un día, saldrá tu sol del pecho, con el fuego de nuestra Patria, a sembrarse en los caminos de La Libertad.

OH… ANGEL DE TIANNAMEN, tu Ejemplo será estandarte de los Tiempos Libertarios, sin Estado, sin dinero ni mercado.


OH… POETARIO DE TIANNAMEN, tu Gesta Inmortal nos ilumina y con ella, avanzaremos hasta después de la Muerte, para que no muera La Dignidad del Hombre.


Tu sangre, SEÑOR DE TIANNAMEN, es el Néctar de los Dioses que fecunda la Esperanza!

DR. FRANCISCO FERRER.
franrofe999@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada