jueves, 8 de octubre de 2009

EL AGUA ES UN DERECHO HUMANO Mijail Artigas


EXPROPIAR LAS EMPRESAS DE AGUA POTABLE, YA QUE EL AGUA ES UN DERECHO HUMANO.

“La bebida más peligrosa es el agua, te mata si no la bebes”.
El Perich, escritor y humorista español

Estamos en esta era observando acontecimientos catastróficos para el futuro del planeta tierra, de la humanidad y por ende, para el futuro de nuestros hijos y nietos. Lo que más me asombra es que ante tanta alerta que la madre Tierra o Gaia manda, como terremotos, tsunamis, sequías, hambrunas, los gobiernos del mundo, nacionales, regionales y locales no toman medidas que por lo menos sean un inicio definitivo del paradigma ecológico que hay que asumir desde ya. El ser humano se ha convertido en un devorador, un inclemente asesino, un vulgar depredador que codicia un lujo a cuesta de lo que sea por vivir en un mundo consumista impuesto por el sistema capitalista, nada se ha hecho de paso, en este socialismo, por crear al hombre nuevo de que hablo el Che Guevara.

Pocas políticas por no decir nulas, se han hecho para promover la cultura del reciclaje en las instituciones educativas por ejemplo. No se si seré pesimista pero no veo a niños brigadistas en las escuelas de los campos y bosques venezolanos, tomando conciencia con sus maestros y orientando a la comunidad, sobre como evitar incendios forestales, crear conciencia en el campesino de cuidar las nacientes de agua, de por qué, no seguir talando los árboles, de cómo volver a sembrar el conuco que es humildemente parte de una soberanía alimentaria, para que luche ante las importaciones inclementes de alimentos que solo llenan los bolsillos a unos pocos nuevos ricos.

Ante esta realidad, la crisis del hombre con el medio ambiente avanza, pareciera que, inexorablemente.

Aquí en nuestro país ya la crisis de los recursos naturales y de reservas acuíferas es cada vez mayor, lago de Maracaibo sin rescatar, lago de Valencia igual, ríos emblemáticos contaminados y secos por la siembra indiscriminada de especies foráneas como el eucalipto, la melina y el pino; y por ultimo, la criminal tala y quema discriminada del bosque y la selva venezolana. El mayor ejemplo es la próxima tragedia que ya esta en curso como lo es la contaminación del grandioso Río Orinoco por los desechos tóxicos, mercurio es uno de ellos, lanzados a el, por parte de las empresas Básicas CVG y por la famosa, anti-soberana apertura petrolera por la cual ya veremos el petróleo vertido en ese majestuoso río.

Mientras esto escribo, en el pueblo de Venezuela donde vivo, Biscucuy edo Portuguesa, no hay agua, la luz se va a cada rato, y cuando el agua llega, llega negra no apta para el consumo humano y menos para lavar la ropa, es irónico, mi pueblo esta bordeado por dos ríos que en algún momento, hace poco tiempo, fueron cristalinos, hoy están contaminados. Los habitantes de esta zonal alta de Portuguesa por lo menos gastamos 150 Bs. al mes en comprar botellones de agua apta para el consumo humano.

De seguir el cambio climático y las sequías, que es lo mas probable, y por ende el mal servicio de agua potable en todo el país, quien le pone el cascabel al gato, es decir, a las empresas de Agua Potable, que hacen un agosto en estos momentos de crisis ya que es más cara el agua en botella que la gasolina para los carros. ¿Acaso es más importante la vida de un carro que la vida de un ser humano? ¿Por qué el gobierno en vez de subsidiar la gasolina no subsidia o toma las empresas de agua potable y se las entrega a las comunidades organizadas o a las alcaldías del país?

El agua potable es un derecho humano y no debe nunca estar en manos de empresas privadas porque ni Dios quiera si algún día comienza a escasear en todo el país, como escasea aquí en Biscucuy, estaremos a merced de la especulación y la usura.

Mijail Artigas
C.I: 10640413
mijailartigas@hotmail.com


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada