domingo, 11 de octubre de 2009

NO HAY PEOR ENEMIGO QUE UN AMIGO CORROMPIDO


¿SEÑOR, NO ES USTED EL COMPA TOVARICH?


¿SE ACUERDA USTED DE LA ÚLTIMA ESCUELA DEL PARTIDO EN 1.976?

El PRV-FALN… se alistaba para tomar el PODER, porque “Un sistema de violencia, con violencia se derriba”, como decían los TUPAMAROS, con las bombas de Uruguay y el QUILAPAYÚN, con las guitarras de Chile.

El CAMARITA, Maestro Principal, nos entrenaba con su AK al hombro, a trote forzado, de 6 a 9 todas las mañanas y después nos metía, en el fin de semana, contra la caligüeva, una marcha de 10 Kms, a la ida, con 20 Kgs. de caleta, a la venida. Tal como hacía, cuando fue acribillado, en una caseta telefónica, llevándose su AK, encaletada en el alma, para seguir luchando con sus relámpagos veraniegos.

El MUGRE VARGAS, el último explosivista del PRV, nos entrenaba con la “impaciencia propia del pequeño-burgués y el desorden típico del marginal, viviendo del sacrificio o sacrificándose para vivir”, como nos repetía sin cesar. Pero, Inventando cada día, nuevos explosivos, cada vez más poderosos, para ganar la Guerra Popular Prolongada. Eso lo llevó a morir en combate en Centroamérica, allá por los 80, como él quería morir: sin traicionar su Palabra de Pólvora y Metralla.



DARUMA repartía sus golpes mortales de Kárate, asaltando Bancos, hasta dejarlos en blanco, cuando una bala le partió el pecho, como si fuera una flor de plomo, eyaculando el corazón en su última destreza voladora.



El TODE servía los spaguettis, los guayoyos o el toddy caliente, como si estuviera en pleno 23 DE ENERO, rafagueando a los Tombos de la Muerte, hasta que un día se quedó boca arriba, esperando la mañana, con la pistola engatillada al despertar el sol.

CHENDO con su escopeta, no pelaba un cochino de monte, cuando la caleta llegaba a su fin y los osos hormigueros escaseaban, para acompañar la papa de la cena.

PARIENTICO, con sus cuentos de camino, engatusaba, hasta el mismísimo diablo.
EL GIGANTE, sin esmalte en los dientes, se aliviaba comiendo chimó y aceitando su escopeta.

EL NEGRO ANTONIO, cazaba gusanos y culebras, para comérselos asados, como si fueran churros mejicanos, la exquisitez de la casa más pequeña del mundo: un morral de lona, un plástico, una cobija, un poquito de sal y una caja de fósforos, para encender el hambre de la Revolución Permanente.

SERGIO, el teatrero, con sus títeres y cuentos de totumas mágicas, nos enseñaba el abecedario de los niños, con su sonrisa de perro callejero.

PERIO, con su Policía Secreta, nos vigilaba a todos, con malicia de leopardo herido, hasta que desde una garita oculta, en un asalto a un Banco, le partieron la columna en dos y cual Hércules herido, cayó en cuclillas, disparando el FAL de sus campañas.

FAUSTO, con MEFISTÓFELES a la derecha, nos deslumbraba, con sus brillantes disertaciones de Táctica y Estrategia. Siempre serio, con su máscara de juez itinerante y su dialéctica de intelectual almidonado.

MAGOYA se dormía a su izquierda, sin pararle bolas al Comandante en Jefe, porque según él, la Revolución se hace a tiro limpio y no con paja sucia de burgueses.

El ROJO, veterano del Retén de Catia, amanecía, como Vitorio Gassman, en sus mejores tiempos, contándonos sus peluches amados y sus novias infinitas, entre las tentaciones nicotínicas y las tazas de cafeína, con Perfume de Mujer.

En la cocina JUAN JOSÉ (a) J.J, prófugo del San Carlos, preparaba la portentosa avena, con versos de Miguel Hernández y una paciencia franciscana, a toda prueba, que después se hizo alumna de Mario Benedetti.

KLÉBER, recién llegado, con su pulcritud de Lord Inglés, nos ofrecía el primer tomo del IMPERIALISMO Y LAS GANANCIAS PETROLERAS, como un trofeo de Guerra de la Editorial RUPTURA, pata legal del PRV-FALN.

JUANCHO, con sus enfermos sin medicinas y sus medicinas sin enfermos, preparaba sus cataplasmas, cual médico descalzo, entre férulas de bejucos y cursos de medicina campesina.

Sólo faltaba DOUGLAS, para clausurar el Curso, pero llegó en su lugar EL FLACO, con su quijotesca estatura, a dirigir la ceremonia militar de despedida, con el BELLA CIAO, entonado en italiano, por EL ROJO y el Coro de Ángeles Armados de las FUERZAS ANSIOSAS DE LIBERACIÖN NACIONAL, como designaba FRUTO a Las F.A.L.N.

¡Qué Tiempos tan Bellos… Tovarich!

En aquella Primavera de la Montaña, éramos Guerrilleros Puros de Verdad! Sin carteles de la droga, ni malas compañías. Sin recetas de Moscú, ni consejos de Pekín. Sin partidas secretas, ni pactos con La Habana. Sin nadie en el Gobierno, para cubrir las espaldas. Sin rabo de paja, ni viga en el ojo. Sin soborno en la cacerina, ni Partida Secreta en Miraflores.

¡Qué Tiempos aquellos Tovarich!

Era simplemente: VIVIR, VIVIR Y SORPRENDER A LA MUERTE! Soñar o Morir. Luchar o no Ser. Ganar el Poder¡¡¡ El Poder, dijimos el PODER!!! Nunca pensamos en gobierno. Las Revoluciones que no toman el Poder, se prostituyen en gobierno y degeneran en Estado. Se convierten en templo de mercaderes, en cueva de ladrones, en burdel de maricones. En NEO-FASCISTAS, caricaturas cínico-militares, demagógicas, populistas y cabronas.

QUÉ TIEMPOS TAN HORRENDOS TOVARICH LOS QUE VIVIMOS!
DURAR, VEGETAR. ROBAR Y ENGAÑAR!

Cuando dejamos la Montaña Mágica de las Ilusiones Proletarias y de la Pureza Campesina, hacen 33 años, el sueño de asaltar el cielo con la Insurrección Combinada, se quedó congelado en la copa de LA UTOPÍA y en las flores de la Esperanza, diciéndonos adiós, con los sombreros de cogollo, agitados en las manos impolutas y callosas. de PARIENTICO, EL GIGANTE, CHENDO Y EL NEGRO ANTONIO, nuestros guías campesinos, quienes nos enseñaron a luchar con devoción, en esta y en la otra vida, para no embarrarnos nunca con esta mierda roja-rojita.

¡QUÉ ASCO TOVARICH!

… contemplarlo hoy a Usted, nadando en esa mierda, CON una HUMMER BLINDADA, con su cara de gay-maquillado. Todo, todo un CHULO ROBOLUCIONARIO, contestatario LAY: bolivarero, millonario, hipertenso, impotente, con 3 puentes en el corazón, un bastón en el pubis, barrigón, con un marcapaso en el cerebro, una prótesis en el alma, envilecido, sobornado, alquilado, subastado, prostituido, corrompido, convertido en un vulgar CHULO cornudo, de esta ROBOLUCIÓN CÍNICO-MILITAR, en pleno ZOOCIALISMO del Siglo XXI.



DR. FRANCISCO FERRER.

MARACAIBO 14 DE JUNIO DEL 2.009.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada